Nigrán ofrece clases de español gratuitas a los ucranianos acogidos en el municipio

El Ayuntamiento de Nigrán, en un paso más para integrar a los ucranianos acogidos en familias del municipio, viene de organizar un curso gratuito de español ex profeso para ellos. Este consta de 24 horas de duración distribuidas en dos sesiones semanales en el Centro de la Tercera Edad de A Ramallosa y corren a cargo de Laura Rodríguez Salgado, doctora en Lingüística Aplicada y máster en profesorado contratada por el Ayuntamiento. En total, Nigrán cuenta con una veintena de refugiados empadronados en la localidad desde inicios del conflicto, la gran mayoría de ellos mujeres a cargo de sus hijos (los hombres quedaron luchando en su país) y sin ninguna noción previa de español, por lo que este curso resulta especialmente importante para su integración.

“El nivel que tienen es muy bajito, así que les estoy enseñando los números, las partes del cuerpo, etc… Un vocabulario mínimo que les permita sentirse más tranquilas en su día a día”, explica la profesora. Entre los que acuden Laura diferencia a los niños que van al colegio de los adultos: “los pequeños avanzan muy rápidamente porque están integrados en la escuela, los adultos es diferente”, reconoce. Así, el perfil que está acudiendo es el de mujer a cargo de sus hijos. “Tenemos niños de 9 a 14 años, una abuela con su hija y nieta, una pareja…”, estos últimos teletrabajan aún a distancia con Ucrania, el resto están sin empleo. “Aunque no saben cuánto tiempo van a echar en España su grado de motivación es muy alto porque verdaderamente lo necesitan incluso para desarrollarse con las familias de acogida”, comenta Laura. Así, el objetivo final del curso es que los ucranianos finalicen con competencias comunicativas fundamentales (especialmente expresión y comprensión oral), así como favorecer la comprensión de los valores y costumbres que configuran nuestro marco de convivencia.

El Ayuntamiento de Nigrán colaboró desde el inicio con los refugiados que llegaron al municipio, bien ofreciendo alimentos a través del Banco Municipal o bien asesorando desde los Servicios Sociales para matricular a los chicos en centros educativos o para poder ir al médico. Además, el Ayuntamiento facilitó a todos los refugiados a posibilidad de acudir gratuitamente a las actividades deportivas y culturales municipales, hecho que la mayoría de ellos aprovechó.

“Demandamos a la Xunta que pusiera su disposición la Residencia de Tiempo Libre de Patos y accedieron, pero finalmente no se está empleando con este fin no sabemos por qué. Así que agradecemos enormemente la solidaridad de las familias de Nigrán y colaboramos con ellos en todo lo preciso”, resume el alcalde, Juan González.