El PP rechaza todas las enmiendas a los presupuestos presentadas por el BNG relativas a los ayuntamientos del Val Miñor

Todas y cada una de las veinte enmiendas parciales que el Bloque Nacionalista Galego formuló a la propuesta de presupuestos de la Xunta para el ejercicio 2022 relativas a los ayuntamientos del Val Miñor, fueron rechazadas por el gobierno del PP. Las enmiendas se centraban en el reforzamiento y alargamiento de los servicios públicos, en la sanidad, en la reactivación económica, en medio ambiente y en la mejora de la movilidad y de las infraestructuras viarias.

Carmela González, diputada del BNG en el Parlamento Gallego; Iago Pereira, teniente de alcalde en Baiona; Manuela Rodríguez, portavoz municipal en Gondomar; y Xavier Rodríguez y Juli Castro, responsables locales en Nigrán y Baiona, respectivamente, realizaron ayer una valoración de los presupuestos de la Xunta para el año que comienza: “Una vez más, las enmiendas del BNG fueron rechazadas por el rodillo de la mayoría absoluta del PP”, denuncia la diputada Carmela González. “Unas propuestas que supondrían un incremento de 9 millones en unos presupuestos que no contemplan ninguna partida específica para ninguno de los tres ayuntamientos”, añade.

Por su parte, las y los representantes del BNG en el Val de Miñor denuncian que “el PP de Feijóo, con el silencio cómplice del PP de Baiona, Gondomar y Nigrán, deja nuestros ayuntamientos sin unas inversiones que incidirían de manera significativa en la creación de empleo y en la calidad de vida de los vecinos”.

Servicios públicos

En lo relativo a la sanidad pública, destacan la solicitud de refuerzo de medios y de personal para la atención primaria; la ampliación del horario del servicio de salud mental en el CS Val Miñor, que acumula listas de espera de más de seis meses; el rescate del Hospital Álvaro Cunqueiro para la gestión pública; así como el inicio de las actuaciones para absorber el centro privado Povisa, al que está adscrita la población del Valle, en la red sanitaria pública del Sergas. Desde el frente nacionalista recuerdan que la Xunta deriva cada año 200 millones de euros para “cebar estas dos empresas privadas”.

En relación a los servicios sociales, ante la escasez de plazas públicas y para facilitar la necesaria conciliación familiar, laboral y social, el BNG solicitaba la construcción de una residencia de mayores para los tres ayuntamientos y centros de día en Baiona y Gondomar, así como ampliación de plazas de escuelas infantiles públicas.

En lo tocante a la enseñanza, las enmiendas iban dirigidas a la mejora de infraestructuras y de equipamientos en los centros de enseñanza, a la mejora de los servicios de comedores y la ampliación del derecho de transporte escolar al estudiantado de la enseñanza no obligatoria (bachillerato y FP).

Medio ambiente, infraestructuras y movilidad

La cuestión ambiental merece una importante atención para la organización nacionalista. De esta manera, proponían un plan de reforestación con especies autóctonas, recuperación de superficies quemadas y desarrollo de acciones preventivas frente a los incendios, siempre en colaboración con las Comunidades de Montes en Mano Común. Demandaban también la realización de un estudio para la recuperación y regeneración de la Foz del Miñor, para la corrección de la contaminación y la recuperación de su banco marisquero, además de una enmienda para la continuación de la red principal del saneamiento en el ayuntamiento de Gondomar.

En cuanto a las infraestructuras y la movilidad proponían mayores bonificaciones transitorias de los peajes de la AG-57 y el estudio para la evaluación del rescate de la concesión para su gestión pública y la eliminación definitiva de los peajes, así como la inclusión de Gondomar en el Transporte Metropolitano del área de Vigo. También presentaron enmiendas para la urbanización y humanización del vial, como en la PO-552 a su paso por el núcleo urbano de Sabarís (Baiona) o por A Ramallosa (Nigrán), y para la mejora de la movilidad peatonal, en los tres ayuntamientos.

Recuperación económica en el área de Vigo

En materia económica e industrial, ante el contexto de grave crisis, el frente nacionalista reclamó la puesta en marcha de un Plan Comarcal de Reindustrialización, de un Centro Metropolitano para el impulso tecnológico y un Centro de reparaciones del Naval. Enmiendas encaminadas a impulsar un nuevo modelo económico, basado en la ciencia y en la innovación, que modernicen los sectores productivos estratégicos para crear empleo de calidad y situarnos con una posición fuerte en el plano económico.