Panxón estrenará el paseo adoquinado en diciembre

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Paseo de Panxón.

El calamitoso estado en el que se encuentra el paseo de Panxón tiene los días contados. El alcalde Juan González confirmó que prevé que la renovación del firme compuesto por losas de piedra del tramo comprendido entre Rúa do Mariñeiro y Travesía Cidade de Vigo esté rematada hacia el mes de diciembre. Las actuaciones que tuvieron un precio de salida 122.332 euros con IVA incluido, fueron adjudicadas a Construcciones Castro Figueiró SLU por 81.972 euros impuestos no incluidos.

Pese a que el proyecto fue anunciado por el gobierno local en enero de 2020, en aquel momento todavía no estaban concedidas las subvenciones del Plan Concellos de la Diputación. Una vez que obtuvieron luz verde optaron por demorar el procedimiento para que las intervenciones no causasen problemas durante el verano. Por el momento desde la Administración están a la espera de que la adjudicataria presente un par de documentos para poder empezar con las obras con la mayor brevedad posible y que cuentan con un plazo de ejecución de dos meses.

González manifestó que una vez finalizada la renovación de este entorno se le dará el valor que le corresponde. “Es el momento de renovar un paseo que se construyó de manera deficiente al no contar con que por él pasean personas, pero también circulan coches y furgones de un peso considerable”, manifiesta.

La adjudicación de los trabajos pondrá fin a las constantes roturas de unas losetas que han cumplido con creces su vida útil. Su deterioro provoca que estas se despeguen de sus alojamientos, generando a su vez contratiempos y traspiés a los peatones, y todo sin tener en cuenta el molesto ruido derivado de la circulación de vehículos de residentes y de suministros para los establecimientos hosteleros de la zona. “Lleva muchos años causando caídas por la rotura de las losas que se desencajan sobresaliendo del suelo, se trata de una zona muy transitada”, afirma.

Las maltrechas baldosas de piedra, muy similares a las sustituidas en enero del pasado año en la calle Vista ao mar en Playa América, serán sustituidas por adoquines de 13 centímetros de espesor. Para proceder a su sustitución primero levantarán la banda de rodadura al completo de tres metros de ancho, incluida la solera. A continuación extenderán una capa de zahorra de 5 centímetros de ancho y por encima un nuevo revestimiento de hormigón de 20 centímetros sobre los que se asentarán los elementos pétreos de 13x13x10cms.