La empresa nigranesa Councilbox recibe el Premio Iniciativa Emprendedora del CPEIG

El Colegio Profesional de Ingeniería en Informática de Galicia (CPEIG) otorga el Premio Iniciativa Emprendedora de la “XIII Noche de la Ingeniería en Informática de Galicia” a la empresa gallega Councilbox, con sede central en Nigrán, por su tecnología de reuniones remotas con voto electrónico y validez legal.

La gala más importante de la informática en Galicia se celebrará el próximo 29 de octubre en el Hotel OCA Puerta del Camino de Santiago de Compostela, con un encuentro presencial que reunirá a las empresas más destacadas del sector TIC en Galicia. Los premios de la Noche corresponden a diez categorías donde los colegiados y colegiadas reconocen las iniciativas o personas destacadas en el ámbito de la ingeniería en informática.

Councilbox, que concentra la mayor parte de sus profesionales en sus oficinas de Nigrán (Pontevedra) y de Teo (A Coruña), es la primera solución tecnológica que gestiona de forma integral los procesos de reuniones telemáticas (juntas de accionistas, asambleas, comités corporativos, plenos de organismos públicos, etc.) garantizando su validez legal y también ofrece una solución para que las administraciones públicas puedan prestar atención al ciudadano de forma virtual y trazable, cumpliendo la normativa existente.

La solución es fácil de usar y no requiere instalación previa, y cuenta con funcionalidades como la convocatoria guiada, los censos para cada tipo de reunión, el recuento automático de las votaciones, la gestión automática de las delegaciones de voto, y la firma digital de los documentos resultantes. Además, evita la ingente producción de documentos en papel, al generar por sí misma la documentación obligatoria en las reuniones corporativas (lista de asistentes, acta, certificaciones de acuerdos) así como los certificados y las evidencias de prueba electrónica.

Esta herramienta da flexibilidad a las reuniones y es válida para cualquier organización gracias a su alta capacidad de configuración, adaptándose a todas las legislaciones y necesidades jurídicas. Permite la participación en remoto y en presencial, admitiendo reuniones híbridas, facilitando así la asistencia y la constitución de quórums desde cualquier localización, favoreciendo la conciliación personal y laboral. También cuenta con funcionalidades avanzadas de configuración de voto como delegación, ponderación por punto del acta o selección múltiple de opciones.

Otra ventaja de Councilbox es el aumento y mejora de la productividad, ahorrando un 80% del tiempo dedicado a preparar y celebrar reuniones. La automatización y simplificación de los procesos reduce los posibles errores en todos los pasos, desde la convocatoria hasta la celebración y generación del acta. Adicionalmente, cuenta con funciones para potenciar la organización documental, facilitar el acceso a los archivos de cada reunión y generar libros de acta, además de garantizar la custodia durante cinco años.

La validez legal de las reuniones se basa en el uso de la tecnología “blockchain” en la gestión de evidencias de prueba, acercando una firma y la custodia legal a todos los procesos y celebraciones de la empresa o institución, de forma que no puedan ser impugnados. Permite que un abogado esté presente en cada reunión sin necesidad de desplazarse, así como delimitar quien accede a cada contenido. Además, Councilbox se adapta a la legislación vigente en cada momento y blinda la seguridad de los consejeros.

Según explican sus socios fundadores Agustín Tourón y Víctor López, “Councilbox nació como una pequeña startup y tras estos años de retos infinitos y trabajo duro, estamos logrando alcanzar nuestra meta de convertirnos en una referencia europea dentro del segmento ‘legaltech’”. Entre las ventajas para las instituciones y las empresas destacan “la solidez, la sencillez de uso y la validez legal que acerca a las reuniones celebradas de forma remota, combinando la seriedad procedimental y la seguridad jurídica con un drástico ahorro de tiempo, costes y recursos de la compañía”.

Teniendo en cuenta el nuevo escenario de trabajo híbrido y remoto que impulsó a las compañías a buscar nuevas formas de comunicarse y gestionar los procesos empresariales a distancia, “desde Councilbox decidimos buscar nuevas aplicaciones de nuestra tecnología, como la atención ciudadana certificada, con gran éxito, como demuestra nuestro acuerdo con el Ministerio de Justicia. El futuro ya está presente en nuestras empresas y nosotros queremos conseguir que lo que pueda parecer complicado sea un trámite sencillo, rápido y automático”, aseguran.

Además de manifestar la satisfacción de todo el equipo profesional por el premio del CPEIG, el CEO de Councilbox Javier Polo subrayó el trabajo diario que desarrollan “para mejorar nuestra tecnología con el objetivo de facilitar la celebración de reuniones corporativas remotas y nuestros servicios de atención ciudadana. En la actualidad contamos con clientes tan relevantes como el Ministerio de Justicia y varias empresas cotizadas, lo que es una prueba más del atractivo de nuestra propuesta, y de nuestra solidez y eficacia”.