“Balmi”, el bebé cachalote de Vive Nigrán, ya luce en Playa América

Balmi, el bebé cachalote de Vive Nigrán ya luce en su emplazamiento definitivo, delante de Monte Lourido en Playa América, donde se ha presentado este jueves con la presencia de Carmela Silva, presidenta de la Diputación de Pontevedra, Juan González, alcalde de Nigrán, Juan Rivas, director del festival, Hugo Pérez, Brand Manager de Mahou San Miguel en Galicia, el delegado de Aqualia Jose Luis García Ibañez, Antonio Cortés de Gadisa, José Antonio García, director general de López Real 09 S.L, promotora de NASAS, y Alfredo López, miembro de la Junta Directiva del GALP Ría de Vigo – A Guarda y coordinador de CEMMA.

Esta peculiar escultura ha sido realizada por el equipo artístico Retoque Retro, asociación sin ánimo de lucro en la defensa del Arte y del Medio Ambiente que presta especial atención al medio marino. La escultura presentada este jueves pesa más de 400 kilos, tiene 5,60 metros de largo y 1,70 metros de alto. Está realizada con residuos plásticos de origen marino y representa una cría de cachalote bautizada como Balmi -por su ubicación en el Val Miñor- que está escuchando música con unos auriculares. Durante tres meses, los miembros de Retoque Retro recorrieron 20 playas gallegas cada semana para recoger basura y residuos para su construcción. Se han utilizado 200 kilos de basura, el 90% de basura marina y 10% de basura urbana, como algunas botellas y tapones proporcionados por vecinos de la zona. También se han utilizado residuos procedentes de las recogidas organizadas por VIVE SOSTENIBLE. Isa García (bióloga), Javi Serantes (escultor) y Ana Lee (maestra) han unido sus conocimientos y habilidades a través de una conciencia medioambiental y una sensibilidad artística común en este proyecto realizado por Retoque Retro para Vive Nigrán.

La escultura está realizada a escala real ya que las crías de cachalote miden entre 5 y 6 metros al nacer, pueden alcanzar 18 metros de largo en la edad adulta y tienen dientes, a diferencia de las ballenas. Como curiosidad, los dientes de este bebé cachalote son las puntas de plástico de las sombrillas que se quedan enterradas en la arena. Los auriculares están realizados con capazos de obra, restos de contenedores y cajas de pescado cedidas por las cofradías de pesca de Burela y Malpica. La base es una estructura cuadrangular de hierro encargada al escultor Emile Gireau. El cuerpo está construido con unos 500 palos de bateas, uno de los residuos más habituales en las costas gallegas. También se han utilizado cajas de pescado y verdura, bidones, nasas plásticas y hasta una tabla rota de body board. El recubrimiento en degradado de colores se ha elaborado con botellas, tapones, restos de juguetes y hasta trozos de nasas que han llegado desde EEUU y Canadá hasta nuestras costas.

La instalación de este cachalote, situado delante del campo de fútbol de Monte Lourido en Playa América, es la acción más destacada dentro de la iniciativa VIVE SOSTENIBLE y quiere convertirse en todo un símbolo del compromiso del festival con el entorno y la sostenibilidad, reforzando su especial vinculación con el Concello de Nigrán y resaltando la importancia de la música y la cultura como elementos vertebradores y enriquecedores del territorio. Esta escultura es también un homenaje a las ballenas y a todos los mamíferos marinos que juegan un papel en el mantenimiento de los ecosistemas y del clima y están desapareciendo a pasos agigantados de los océanos. Una de sus mayores amenazas es la ingesta de plásticos y los enredamientos con redes fantasma.

Desde su inicio, la organización del festival ha tenido presente la necesidad de actuar con respeto ante la riqueza medioambiental del entorno en la que se desarrolla el evento, con diferentes acciones englobadas en VIVE SOSTENIBLE. El festival se sumó al Pacto Cultura Sustentable para reforzar su compromiso por ofrecer un evento más respetuoso con el medio ambiente.

Así, la quinta edición del festival, siguiendo diversos objetivos incluidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, ha impulsado diversas acciones de concienciación y cuidado ambiental durante estos meses, como dos recogidas de residuos marinos en Playa América (llegando a reunir un total de 221kg en su primera recogida).

El próximo sábado 2 de octubre está previsto realizar una última jornada de recogida de residuos en la Playa de Patos, una actividad organizada por el Grupo de Acción Local do sector Pesqueiro Ría de Vigo – A Guarda (entidad colaboradora de la Consellería do Mar para la gestión de ayudas del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP)), coincidiendo con la celebración de la Semana Azul. Los interesados en participar en esta actividad podrán inscribirse a través de un formulario en la web del ayuntamiento http://www.nigran.es (se abrirá el plazo el lunes 27 de septiembre y finalizará el viernes 1 de octubre).

Además de estas actividades, el festival añadió el uso de vasos biodegradables, más sostenibles y respetuosos con el medioambiente; una iniciativa puesta en marcha en colaboración con Mahou, patrocinador principal del festival a través de su plataforma musical Vibra Mahou y cerveza oficial de Vive Nigrán. También se contó con un generador fotovoltaico de 2kW que suministró energía a la zona de camerinos, reforzando así el compromiso con las energías renovables y menos contaminantes y reduciendo las emisiones de CO2 del evento.

Los responsables de esta escultura piden a los visitantes y vecinos que no toquen la instalación ya que algunos de los detalles se podrían soltar y volver al mar.