El Parque Nacional de las Islas Atlánticas ya forma parte de la lista Ramsar de humedales de importancia internacional

El Parque Nacional marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas ya forma parte oficialmente de la lista de humedales de importancia internacional. De este modo, Galicia se convierte en la tercera comunidad española con más zonas húmedas reconocidas como sitios Ramsar, concretamente seis, una cifra que solo superan Andalucía y Valencia.

Además, gracias a esta nueva distinción el territorio conformado por los archipiélagos de Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada suma un reconocimiento más de carácter internacional. De hecho, es el único espacio natural de la comunidad que concentra seis de las principales figuras de protección medioambiental que existen ya que forma parte de la Red ÓSPAR de áreas marinas protegidas, es Zona de Especial Protección para las Aves, Zona de Especial Conservación, Lugar de Interés Comunitario, y desde el año 2002, Parque Nacional.

Hace falta subrayar que la llamada lista Ramsar es un inventario de prestigio internacional que integra las zonas húmedas más relevantes de todo el mundo —cerca de 2.500 sitios repartidos por más de 160 países—, tanto desde el punto de vista de su interés ecológico cómo por su trascendencia para la conservación de la biodiversidad.

En el año 2017 la Xunta empezó a trabajar con el objetivo de que el único parque nacional de Galicia entrara a formar parte de ese listado al considerar que cumplía con los requisitos exigidos para obtener la consideración de humedal de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas.

La pasada primavera el Consejo de Ministros ratificó la propuesta gallega, autorizando su inclusión en la lista Ramsar. Tras la publicación del acuerdo en el BOE y una vez notificada la decisión a la Unesco, el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia ya cuenta con su propia ficha informativa dentro del sistema de información sobre sitios Ramsar, en el que ocupa el puesto número 76 dentro de los humedales españoles y el 2.453 a nivel mundial.

Entre los principales valores y características que avalaron la candidatura de las Islas Atlánticas hace falta subrayar el hecho de ser un ejemplo representativo, raro y único de humedal natural, gracias a la extensa red de furnas marinas que se localizan en las islas Cíes y Ons, y como lugar de importancia para animales marinos y terrestres que da cobijo a nueve especies de cetáceos y cinco de tortugas, todas ellas protegidas.

También sustenta poblaciones de especies vegetales y animales importantes para mantener la diversidad biológica, destacando la abundancia de aves acuáticas. De hecho, las islas albergan de manera regular un 1% de todos los individuos existentes de dos especies: la gaviota patiamarilla y el cormorán moñudo.

Además, el Parque Nacional, conformado por cuatro archipiélagos y las aguas marinas que los rodean y con una extensión total de 8.542,62 hectáreas, integra una variada vegetación, con la presencia de por lo menos siete especies de flora vascular asociadas a humedales amenazados y 34 endemismos –área de distribución única y limitada que alberga una especie de planta o animal-, algunos de ellos exclusivos.