El Ayuntamiento de Gondomar, nuevo propietario de la Casa Peralba

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, consolidó la compra de la Casa Peralba, situada en la Avenida Elduayen número 2, el pasado jueves ante el notario, donde se rubricó la compra de este inmueble histórico y sus terrenos a la Fundación FUNGA, por un valor de 400.000 euros.

El alcalde Paco Ferreira se mostró muy satisfecho tras “recuperar la Casa Peralba, un inmueble que forma parte de nuestra historia y que a partir de hoy se integrará en el patrimonio municipal para ponerlo a disposición de los vecinos”. Por delante ahora quedan obras de rehabilitación y restauración para adecuar estas instalaciones y buscar el mejor uso para ellas que, según el regidor, “aunque no hay nada decidido sí tenemos claro que pasará por uso lúdico, social o cultural al servicio de nuestros vecinos y vecinas”.

Proceso de adquisición

La firma ante notario completa las negociaciones iniciadas hace meses con los propietarios para adquirir la Casa Peralba así como la financiación para poder asumir los gastos de rehabilitación. Algo que fue posible tras la firma de un convenio de colaboración entre el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS).

En virtud a este acuerdo el organismo gallego acercará los 400.000 euros necesarios para la compra de la Casa Peralba y sus terrenos, con un plazo de reposición de 8 años por parte del Ayuntamiento de Gondomar, que se compromete a acometer las actuaciones de recuperación “con el objeto de recuperar ámbitos en estado deficientes como medida de protección del patrimonio cultural y arquitectónico, del ambiente, paisaje y del territorio, con el fin de mejorar la calidad de los ciudadanos facilitando que puedan disfrutar y eso”.

Casa Peralba, rehabilitación y uso

“Ahora toca trabajar y rehabilitar cuidadosamente este emblema de la arquitectura civil de Gondomar, con más de un siglo de vida. Pensaremos que usos darle, pero sin duda serán aquellos que permitan su disfrute por parte de los vecinos, bien sea abriendo los jardines para que se pueda pasear por ellos o bien dándole una función cultural, lúdica o de servicio al conjunto atendiendo siempre la demanda social”, explica Paco Ferreira.

La Casa Peralba ocupa una superficie de 3.479 metros cuadrados, de los que 463 m2 corresponden la superficie construida. El conjunto arquitectónico está integrado por una edificación principal y una serie de construcciones auxiliares y vivienda de servicio y guardia. Todas ellas “constituyen un ejemplo de interés de la arquitectura ecléctica de la villa de Gondomar, destacando su sencillez compositiva de fábrica de granito de sus cierres”.

Integrada en el Catálogo del Patrimonio Cultural de Galicia, la Casa Peralba es un “inmueble de gran interés para su posterior rehabilitación como equipamiento municipal” en el que también se conserva un lavadero, un palomar, hórreo y franjas de terreno con restos de columnas para emparrados.

“Un auténtico lujo que desde el gobierno estamos dispuestos a recuperar y rehabilitar para los ciudadanos de Gondomar”, explicó Paco Ferreira, quien hizo hincapié en que estas actuaciones forman parte “de nuestra filosofía de hacer un Gondomar para las personas, integrando esta recuperación arquitectónica a la peatonalización ejecutada en la Plaza Paradela y sumándola a las futuras actuaciones como la de la calle Manuel Alonso o de la Plaza de Rosalía de Castro con las que Gondomar avanzará hacia la sostenibilidad y los criterios que marca la agenda 2030 para villas y ciudades”, concluyó Paco Ferreira.