El PP de Gondomar advierte del riesgo de perder varias subvenciones por falta de control en la ejecución de las obras

El Partido Popular de Gondomar denuncia la falta de control en la ejecución de las obras que realiza el Ayuntamiento, comprometiendo varias subvenciones concedidas por la Diputación Provincial de Pontevedra en el Plan Concellos 2018-2019, al no cumplir el plazo de ejecución de las mismas. “No es lógico que se pierdan tantas subvenciones, aparte de las que no nos conceden por no solicitarlas, con el gobierno más caro y con más dedicaciones que tuvo nunca Gondomar. No están repercutiendo los sueldos en más inversiones para nuestro pueblo, más bien todo el contrario”, reflexiona la portavoz del PP gondomareño.

A mediados del pasado mes de junio la Diputación Provincial de Pontevedra remitió un escrito al Ayuntamiento de Gondomar advirtiendo que este ente tenía varias obras pendientes de ejecutar y que el plazo para la finalización de las mismas era el 31 de julio, debiendo estar totalmente justificadas el 31 de agosto. Las obras sobre las que advertía la entidad provincial están, entre otras, el “parque lúdico y canino”, el “ascensor de la casa de la cultura”, el camino de Sequeirós o el “camino de Chapurra, los Campos y Lameiro” en Couso, proyectos en los que a día de hoy miembros del Partido Popular de Gondomar pudieron comprobar como los operarios seguían trabajando en las obras, por lo que no pueden ser certificadas en la fecha límite de plazo que estaba establecida en 31 de julio.

Este hecho pone en riesgo las subvenciones concedidas por la Diputación Provincial de Pontevedra, que podría finalizar en la revocación de las mismas, con la pérdida del derecho al cobro, al igual que sucedió el año pasado con la subvención de la pasarela peatonal sobre el río Miñor y que finalmente tuvo que ser pagada íntegramente por el Ayuntamiento al ser ejecutada fuera del plazo establecido en el Plan Concellos.

La falta de control por parte del gobierno municipal de las obras que ejecuta el Ayuntamiento o la no ejecución de las mismas llevan acumulando la pérdida de las subvenciones por importe superior al millón de euros. Recuerdan la pérdida de la subvención a la pasarela peatonal por importe de 67.000 €, el camino de Cercenada en Vincios por más de 75.000€, el arreglo de la carretera de A Pasaxe por importe de 120.000€, parte de las subvenciones al Centro de Información a la Mujer que el Ayuntamiento tuvo que devolver varios años, por más de 30.000€, o el tanque de tormentas por importe superior a 600.000€, así como varias subvenciones que no fueron concedidas al no presentar la documentación o no concurrir a la convocatoria.

“Gondomar tiene el gobierno municipal con más dedicaciones exclusivas de la historia y esto no se está reflejando en una mejor administración ni un mejor servicio a los vecinos, sobre todo los de las parroquias que cada vez están más abandonadas. No es normal que la oposición tenga que hacer el control de las obras adjudicadas que son mal ejecutadas o fuera de plazo, esto debería ser una labor propia del gobierno municipal que no está asumida. Parece que lo único que le importa al Sr. Ferreira es la foto”, argumenta Paula Bouzós, portavoz del Partido Popular de Gondomar.