Vuelve el Trofeo Conde de Gondomar

En apenas tres días dará comienzo en Galicia la cuadragésimo sexta edición de una de las regatas más longevas y carismáticas del panorama náutico español, el Trofeo Conde de Gondomar, que el Monte Real Club de Yates saca a escena en este 2021 bajo el nombre de Gran Premio Zelnova Zeltia Banco Sabadell en honor al tándem de patrocinadores.

Del 23 al 25 de julio, algunos de los mejores barcos y los patrones más destacados participarán en la regata de altura por excelencia en Galicia, una prueba que no ha perdido tirón con el paso de los años y que espera reunir unos 40 barcos en las Rías Baixas, atraídos por una de las competiciones más emocionantes de la vela actual y la más antigua del histórico Monte Real.

En la presentación oficial del trofeo, celebrada este martes en Baiona, el presidente del club de yates, José Luis Álvarez, le auguraba un gran éxito al evento porque “se mantienen sus principales atractivos: la mítica subida al Carrumeiro Chico, su celebración en torno al 25 de julio (día grande de Galicia) y la participación de algunas de las mejores tripulaciones del país”. Destacó también Álvarez la alianza de las dos grandes empresas -Zelnova Zeltia y Banco Sabadell- que se han unido en el patrocinio de la competición “manifestando así claramente su apuesta por el deporte de la vela”.

Tras una jornada previa, el jueves 22, destinada a ultimar preparativos, cierre de inscripciones, hacer revisiones y entregar instrucciones, el 46º Trofeo Conde de Gondomar dará comienzo el viernes 23, a las once de la mañana, con la considerada gran prueba de la competición, el mítico recorrido Baiona-Carrumeiro Chico-Baiona, próximo a las 100 millas de distancia.

Aunque en un principio se barajó la posibilidad de introducir cambios en la prueba entre Baiona y el Carrumeiro Chico (dividiéndola en dos etapas con parada intermedia en Portosín para hacerlo más accesible a barcos más pequeños), el club decidió finalmente atender la petición de los armadores que pedían mantener el trazado intacto. “Lo que buscábamos con esa posible modificación -asegura el comodoro del Monte Real, Ignacio Sánchez Otaegui- era abrirla prueba a más tripulaciones que podrían aventurarse con una regata de menor distancia, pero teníamos claro también que eso implicaría una pérdida de atractivo para la prueba estrella de la competición; y después de evaluarlo en el club y de consultarlo con patrones y armadores, decidimos mantener el recorrido tradicional”.

Tras la jornada inaugural y la navegación hasta el Carrumeiro (Regata Conde de Gondomar), la jornada del sábado 24 estará protagonizada por la Regata Erizana, en la que participarán el resto de veleros. Dará comienzo a las doce del mediodía y, dependiendo de las condiciones meteorológicas, las tripulaciones podrán disputarse una vuelta al archipiélago de las Ons (32 millas) o el recorrido Baiona-Camouco-Baiona (29 millas).

El domingo 25, día grande de Galicia, se disputará la etapa decisiva de la competición. Dos pruebas técnicas del tipo barlovento-sotavento en el fondeadero de las Islas Cíes decidirán a los ganadores de la cuadragésima edición del trofeo, que recibirán sus galardones en la ceremonia de entrega de premios programada ese mismo día a las seis y media de la tarde.

Al evento está previsto que asista el director general de Zelnova Zeltia, Pedro González, quien este miércoles, en la presentación oficial de la competición, agradecía al Monte Real la oportunidad de colaborar con el trofeo “vinculando nuestra imagen corporativa con los valores del deporte y más concretamente con los de la vela, destacando de los mismos el trabajo en equipo, el esfuerzo, la tradición y la competitividad, todos ellos -dijo- estrechamente ligados con nuestra visión y forma de entender el mundo empresarial en el Grupo Zelnova Zeltia”.

En esa idea también incidió el director general de SabadellGallego, Pablo Junceda, al asegurar que en el Conde de Gondomar se unen “la cultura del mar, el compromiso del trabajo en equipo y de la superación para vencer, unos valores por los que también apuestan -dijo- en Banco Sabadell”. “Somos empresa, apoyamos a las empresas de Galicia y estamos presentes en la vida social de esta tierra”, concluyó Junceda.

Junto con González y Junceda, como patrocinadores de la competición, en la presentación oficial del evento también estuvieron representadas las administraciones local, provincial y autonómica. Desde Baiona, el teniente de alcalde de la villa marinera, Óscar Martínez, agradeció el trabajo del Monte Real durante este año y el anterior. “Sois el representante del deporte Baionés y hacéis que Baiona traspase nuestras fronteras y llegue a nivel internacional. Sabemos que el año pasado fue muy complicado mantener la actividad, y vosotros lo hicisteis, y por eso merecéis un aplauso y que os demos las gracias”, dijo.

Para la diputada de Turismo de la Diputación de Pontevedra, Ana Laura Iglesias “es un orgullo que pruebas como ésta se celebren en nuestra provincia, porque nos dan la oportunidad de mostrar lo increíbles que son nuestras rías, y de todo lo que la gente puede ver, hacer y disfrutar en ellas”.

El secretario xeral para o Deporte de la Xunta de Galicia dijo que “para la Xunta de Galicia el sector de la náutica es un sector estratégico y, aunque está profundamente arraigado a la esencia de nuestro pueblo, siempre hablamos de su gran potencial de crecimiento”. Según José Ramón Lete Lasa “el mundo de la vela goza de una excelente salud, con 2000 licencias y siendo una de las modalidades deportivas que más éxito nos ha dado. Me alegro -continuó diciendo- de que el Trofeo Conde de Gondomar se haya celebrado ininterrumpidamente durante estas 46 ediciones, y es que el deporte de la vela es, sin duda, un deporte seguro”.

Aunque el plazo de inscripción aún no está cerrado y a varios días vista es difícil concretar un número final de participantes, desde la organización esperan contar con unos 40 barcos. Entre ellos habrá un equipo de mujeres del proyecto Vela en Femenino del Monte Real Club de Yates, con el que el club busca impulsar la presencia de féminas en las competiciones náuticas; y estarán, casi con toda probabilidad, los vencedores de la última edición.

En 2020, en el marco de un escenario COVID, el Conde de Gondomar se celebró con amplias medidas de seguridad y se llevaron los laureles el Magical de Julio Rodríguez, del Real Club Náutico de Vigo (gran premio del trofeo); el Yess Too de Rui Ramada, del Monte Real Club de Yates (vencedor de la etapa del Carrumeiro en tiempo real); el Deep Blue 2.0 de Vicente Cid, del Real Club Náutico de Vigo (oro en la Regata Erizana); el Alboroto de Juan Ameneiro (número uno en la clase J80); y el Serralleiras de Patricio de Haz (líder entre los Fígaros).