Bodegas La Val pone a la venta su vendimia solidaria para recaudar fondos para la Fundación Menela

Ayer, 30 de junio de 2020, Bodegas La Val, una de las marcas pioneras de la Denominación de Origen Rías Baixas, puso a la venta el Albariño “La Val Solidario 2020”, una Edición Limitada de 200 botellas. A pesar de que en la pasada vendimia no se pudiese celebrar la que sería su IV Vendimia Solidaria, debido a las restricciones impuestas por la Covid-19, desde la Bodega creen importante seguir con la trayectoria social de este proyecto que nació hace ya cuatro años.

En esta ocasión, la entidad con la que ha colaborado Bodegas La Val es la Fundación Menela (Red de Servicios para el Autismo y la Dependencia). Por la mañana acudieron a la bodega para la presentación del albariño La Val Solidario 2020 los 5 alumnos encargados de elaborar la etiqueta acompañados por tres profesoras del centro y Cipriano Luís Jiménez, director general de la Fundación y Jose Manuel Varela, gerente de la misma.

Esta iniciativa de carácter social tiene por objetivo colaborar con una asociación a través de un donativo económico. La idea es hacer partícipe a un colectivo en la creación del vino solidario, desde la vendimia hasta que sale a la venta el mismo, y que sean ellos los que diseñen la etiqueta, de la que será una edición limitada con su nombre. Las etiquetas han sido donadas por Coreti Etiquetas y así lo han hecho desde la primera edición.

El importe íntegro de la venta de “La Val Solidario 2020” será destinado al “Club Deportivo Menela” que pertenece a la Fundación Menela.

La colaboración permitirá dotar de equipamiento al Club Deportivo Menela, cuyo proyecto deportivo cuenta con las secciones de atletismo, natación y ajedrez, a través de las cuales, los chicos y chicas de Menela participan en diferentes competiciones federadas.

La práctica física y deportiva es una dimensión clave en la calidad de vida de las personas con Trastorno del Espectro Autista por la relevancia que tiene en aspectos claves como el bienestar físico, la salud, la inclusión y la participación en actividades cotidianas. Por este motivo, Fundación Menela agradece la confianza de Bodegas La Val en este proyecto creativo.

Fernando Bandeira, gerente de Bodegas La Val, señala: “Para nosotros siempre es un orgullo poder colaborar en proyectos como éste. Fundaciones como Menela son muy necesarias pues contribuyen a la mejora de la calidad de vida y del futuro de las personas”.

Con un precio de 8 euros, las botellas de “La Val Solidario 2020”, se pueden comprar ya en la tienda online (https://bodegaslaval.com/tienda/), en la tienda física de Bodegas La Val (Salvaterra de Miño) o en la sede de la Fundación Menela en Vigo (C/ Marqués de Alcedo ,19 Vigo).

Este es el cuarto año que Bodegas La Val apuesta por crear un “Vino Solidario”, un proyecto personal con el que la bodega quiere mostrar su compromiso, no sólo con una manera especial de trabajar la tierra, sino también con la sociedad. Esta acción nació en 2017, donde la recaudación de la I Vendimia Solidaria se donó a ASANOG (Asociación de Ayuda a Niños Oncológicos de Galicia); la II fue en favor de ASPANAEX (Asociación en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual de la provincia de Pontevedra) y la III de la Asociación Alento. Para el próximo septiembre, si la situación actual lo permite, Bodegas La Val ya baraja varias Asociaciones con las que colaborar en la que sería su V Vendimia Solidaria.

FUNDACIÓN MENELA

Fundación Menela, entidad de iniciativa social clasificada como benéfico – asistencial y de interés gallego, es titular de una Red de Centros y Servicios para el Autismo y la Dependencia que trabaja con la misión de “contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo y defender su dignidad como ciudadanos, dando respuesta a necesidades específicas a lo largo de todo o su ciclo vital”.

Tras su constitución en 1989 asume la titularidad, en 1998, del Centro de Educación Especial Menela, referente en el campo de la atención especializada a niños y niñas con TEA en Galicia. En 1993 se inaugura, en Nigrán, el Centro de Día y Residencial Castro Navás para personas adultas, impulsando el valor del trabajo como herramienta de inclusión social. El Edificio CAMI se pone en marcha en 2004 con el Servicio de Diagnóstico y el Servicio de Atención Temprana y Apoyo Integral, el Servicio de Apoyo Familiar y el Centro de Formación que, desde el año 1999, realiza actividades formativas ocupacionales y de especialización profesional.

Dentro de la Red de Centros y Servicios se incluye la empresa Castro Navás S.L., que nace en 1998 con la finalidad de favorecer la inclusión socio laboral de personas con TEA y, en 2006, la Fundación Tutelar “Camiño do Miño” que desenvuelve acciones de asesoramiento a las familias, orientación, tutela y administración del patrimonio de la persona tutelada.