Una empresa de Nigrán consigue alargar la conservación de alimentos sin emplear químicos ni aditivos

GTG Ingenieros, empresa especializada en Seguridad Industrial con más de 20 años de experiencia en el sector e instalada en el polígono empresarial de Porto do Molle, en Nigrán, presenta TUViC, un túnel de tratamiento mediante luz ultravioleta tipo C (UV-C) orientado al sector alimentario, que alarga la conservación de productos naturales como panes o frutas, sin necesidad de usar sustancias químicas ni aditivos.

Los consumidores españoles, preocupados por seguir una alimentación saludable, demandan cada vez más productos orgánicos y ecológicos, libres de tratamientos. Sin embargo, cuanto más natural es el producto, más corta es su vida útil, hecho que supone un desafío para la industria. La solución patentada por GTG Ingenieros es un túnel de tratamiento para alimentos mediante una exposición controlada a luz ultravioleta, con la que se consigue alargar la vida útil de los productos sin utilizar químicos y aditivos y sin alterar sus características físicas y organolépticas. El tratamiento que realiza TUViC sobre los alimentos está comprobado científicamente y es eficaz contra levaduras, bacterias, esporas, virus, algas y otros posibles microorganismos presentes en los alimentos.

“Todos los mohos, levaduras, bacterias y virus testeados hasta la fecha responden a la luz UV y son desactivados con la exposición y la dosis adecuada. Además, las aplicaciones son muy numerosas. La tecnología de TUViC es eficaz, por ejemplo, para tratar harinas de pescado y algas deshidratadas, ingredientes muy utilizados en la industria alimentaria”, explica Pedro García-Trejo González, consejero delegado de la empresa, que añade: “Para el cálculo de los parámetros de funcionamiento del túnel TUViC hemos tenido en cuenta variables tan importantes como la potencia de irradiación, la distancia máxima y la dosis necesaria de energía UV-C para desactivar los microorganismos”.

El túnel de tratamiento UV-C cuenta con una gestión completamente automática para la monitorización de cada ciclo de exposición de radiación UV-C, lo que garantiza la dosificación adecuada en cada alimento. Dispone de una pantalla táctil de mando de funcionamiento sencillo e intuitivo. Además, incorpora un control automático de los ciclos de encendido y apagado de la máquina y de sus horas de funcionamiento, lo que permite calcular la vida útil de las lámparas y emitir los avisos correspondientes para su sustitución.

TUViC, diseñado y fabricado por GTG Ingenieros, tiene unas dimensiones aproximadas de 3 x 0,5 x 0,9 metros, aunque es totalmente personalizable para adaptarse y satisfacer las necesidades particulares de cualquier cliente, según explica la compañía.

De fabricación 100% española, TUViC cuenta con una patente concedida por la Oficina Española de Patentes y Marcas del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a GTG Ingenieros y también con la certificación de la Comunidad Europea de seguridad. TUViC cumple con todas las directivas de aplicación en esta materia y la especificación UNE 0068, que regula los requisitos de seguridad para aparatos UV-C y la UNE-EN SO 22000:2108 de sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos.