El Chuvi fue autorizado para la administración de una nueva terapia celular

El Complejo Hospitalario Universitario de Vigo ven de ser autorizado para la administración de una nueva terapia celular en el tratamiento de fístulas perianales complejas en pacientes con Enfermedad Id Crohn.

Se trata del Alofisel, terapia basada en células madres alogénicas (de donante) extraídas de tejido adiposo. Estas células presentan efectos inmunomoduladores (que actúan sobre el sistema inmune) y antiinflamatorios en los focos de inflamación.

Según explica la subdirectora de prestación Farmacéutica, Isabel Rey “esta acreditación supone que el área viguesa y sus especialistas reúnen las condiciones y cualificaciones exigidas para administrar este nuevo tratamiento, considerado de alto impacto sanitario, social y económico y que mejorará de una manera muy significativo la calidad de vida de aquellos pacientes que padecen este tipo de fístulas complejas y recurrentes”.

Para conseguir esta acreditación, los 3 servicios implicados -Digestivo, Farmacia Hospitalaria y Cirugía general- tuvieron que pasar un proceso de certificación, mediante la formación y evaluación de los especialistas involucrados.

Indicaciones muy concretas

En el Área de Vigo, se calcula que diez pacientes anuales podrán beneficiarse de esta terapia, que tiene unas indicaciones y criterios clínicos de selección muy concretas: pacientes adultos con fístulas complejas con enfermedad de Crohn en los que fracasaron los tratamientos convencionales.

La administración de esta terapia se inyecta localmente en la zumba de la fístula en una sala de cirugía, bajo anestesia regional o general.

Fístulas perianales complejas

La enfermedad de Crohn (EC) es una enfermedad inflamatoria intestinal crónica que puede afectar la cualquier parte del tracto gastrointestinal. Los síntomas más frecuentes son dolor abdominal, diarrea, fiebre, rectorragias, astenia, y pérdida de peso.

Dentro de las complicaciones perianales, las fístulas perianales son manifestaciones comunes en esta enfermedad, afectando la entre un 15 y un 50% de los pacientes a lo largo de su evolución. Al menos y mitad de ellas son fístulas complejas. Se define fístula compleja como aquella que tiene una localización alta, presenta múltiples orificios externos, abscesos, estenosis anal o que fistuliza a órganos adyacentes.

La sintomatología de las fístulas perianales cursa con dolor, fiebre, descarga fecal, pus y sangrado. Esta patología está asociada a una alta morbilidad y tiene un impacto muy negativo en la calidad de vida de los pacientes.

Su tratamiento es especialmente complejo, requiriendo un abordaje en equipo que incluye medidas quirúrgicas (que son urgentes en caso de la presencia de abscesos) y medidas médicas, entre otras farmacológicas con antibióticos, inmunosupresores, y/o agentes biológicos.