Manifesto Miñor acusa a Concello y Xunta de hacer propaganda a cuenta del PGOM

Manifesto Miñor exige al Ayuntamiento de Gondomar que se convoque la comisión del PGOM para informar sobre la situación actual del documento. Para Antonio Araújo, la reunión entre la directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Encarna Rivas, y el Alcalde, Paco Ferreira, “es una falta de respeto a la oposición municipal y a toda el vecindario de Gondomar, que lleva más de un año sin información precisa sobre el estado de tramitación del PGOM”. “Ojalá estemos equivocados, pero esta visita con grande reportaje fotográfico tiene más pinta de propaganda que de una reunión de trabajo para avanzar en la elaboración del PGOM de Gondomar. ¿Y los acuerdos de esa reunión? Al Sr. Ferreira le debía faltar esta foto en la colección”.

“Dejando atrás las vaguidades de relleno de la nota de prensa oficial, dice el Sr. Alcalde que fue una “reunión técnica para consensuar…”. ¿Desde cuando las reuniones entre políticos son reuniones técnicas? En nuestra opinión sería mejor dejar trabajar a los técnicos de la Xunta y al equipo redactor, que, por cierto, son excelentes profesionales, y, en todo caso, que el Gobierno Municipal trabaje y se esfuerce en buscar el consenso social y con el vecindario, así como con toda la Corporación Municipal, para conseguir sacar adelante un PGOM asumido por todos. Así se hizo en el año 1997, donde el primer PGOM de la historia de Gondomar fue aprobado con 15 votos a favor y 2 en contra”, destaca el portavoz de Manifesto Miñor.

Araújo recuerda que antes de eso hubo cientos de horas y meses de trabajo y, por supuesto, mucho debate social y político sobre el modelo de ordenación territorial que querían para Gondomar. “El resultado de ese esfuerzo fue un PGOM aceptado mayoritariamente por la ciudadanía y que marcó las líneas maestras del que hoy somos y que para nosotros tienen plena vigencia. De aquella se habían delimitado unos núcleos rurales amplios y racionales, se habían protegido importantes espacios naturales como las riberas de los ríos, la Sierra del Gallinero, el Bosque del Olivo… o habíamos evitado los excesos de alturas en la Villa, limitándolas la tres”.

“El crecimiento urbanístico fue acompañado por la cesión de miles de metros cuadrados de espacios verdes y públicos que hoy hacen de nuestro Ayuntamiento en general, y de la Villa de Gondomar en particular, un espacio reconciliado con los ríos que la atraviesan (el Miñor y el Zamáns), montón de parques, zonas deportivas, etc., que son el resultado de ese modelo urbanístico pensado y consensuado entre todos. El esquema político es muy sencillo: si alguien obtiene a través de los votos de los representantes públicos una importante plusvalía en sus propiedades, tiene que compartir proporcionalmente esos beneficios con la ciudadanía en forma de cesiones. Pero esto tan obvio no siempre está en cabeza o en el ideario de determinados políticos”, continúa Araújo.

“Veremos si el Sr. Ferreira y el PSOE saben estar a la altura de las circunstancias y no pretenden imponer su modelo de PGOM cómo están haciendo sistemáticamente con todo lo que alcanza a la política municipal. Por ahora casi la mitad de la Corporación Municipal desconocemos todo lo que se está haciendo sobre el PGOM. La información que tenemos es exclusivamente a través de los medios de comunicación, pues lleva más de un año sin juntar la comisión de seguimiento del PGOM a pesar de le lo haber solicitado los diferentes partidos de la oposición”, concluye el portavoz de Manifesto Miñor.