La Xunta asesora al Ayuntamiento de Gondomar para tratar de desbloquear la tramitación del PGOM

La directora general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Encarna Rivas, y el alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, mantuvieron esta mañana una reunión de carácter técnico para intentar desbloquear el nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) en el que trabaja el Ayuntamiento desde el año 2009.

Durante la reunión, en la que también participaron el director del equipo redactor, Alfonso Botana, y la concejal de Urbanismo, Iria Lamas, se analizó técnicamente el documento y se trató de consensuar los criterios a seguir en relación con las observaciones formuladas en el informe de consultas ambientales emitido por la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo a finales del año pasado.

En la misma línea, Encarna Rivas reiteró su disponibilidad a mantener nuevas reuniones para lograr avanzar en la tramitación y ofreció el asesoramiento y apoyo de la Xunta al ayuntamiento, que, por su parte, se comprometió a introducir en el PGOM los ajustes necesarios de cara a someterlo a la aprobación inicial del pleno, previsiblemente en otoño.

En este sentido, hace falta tener en cuenta que, a día de hoy, el ayuntamiento de Gondomar no cuenta con planeamiento propio y se rige urbanísticamente por el Plan básico autonómico —una herramienta creada por la Xunta en el año 2018 y de aplicación directa en aquellos municipios sin planeamiento—, ya que el PGOM aprobado en 1997 fue anulado mediante sentencia firme del Tribunal Supremo en el año 2005.

Por este motivo, el Gobierno local de Gondomar comenzó a elaborar un nuevo Plan general hay más de una década, un objetivo para lo cual la Xunta le concedió una subvención de cerca de 225.000 euros, equivalente al 90% del coste total estimado de redacción.

En el marco de la tramitación de ese documento, se mantuvieron una serie de reuniones entre los técnicos de Urbanismo de la Xunta y el personal municipal para analizar diferentes versiones del PGOM sin que el ayuntamiento llegara a aprobar nunca de forma inicial ninguna de ellas.

Tras la entrada en vigor de la Ley 2/2016, del suelo de Galicia, el ayuntamiento de Gondomar tuvo que replantear el documento, lo que dio pie a nuevas reuniones con Urbanismo. El último avance en la tramitación del Plan se produjo en diciembre del año pasado, cuando el órgano ambiental de la Xunta formuló el documento de alcance del estudio ambiental estratégico.