El CEIP Belesar estrena su aula de la naturaleza

El próximo miércoles día 9, los alumnos del CEIP de Belesar harán el estreno oficial de su aula de la naturaleza. Un espacio construido por las familias en la ladera del monte de A Groba, en una parcela idílica de robles y castaños con vistas infinitas al mar. El aula es un ejemplo claro de economía colaborativa y comunitaria, con el trabajo de familias y maestros, la cesión de la parcela por la Comunidad de Montes de Belesar, y la inestimable ayuda de dos empresas de la zona: Sergio Míguez y Construcciones Cristian Lorenzo, se consiguió una infraestructura a coste cero con una increíble acogida por los rapaces y una gran demanda entre los profesores.

Para celebrarlo los chicos recibirán una clase muy especial pero no solo de ciencias naturales, también de historia, de su historia y la de su monte. Con la ayuda de Lorenzo Misa, comunero, y Xilberte Dócil, del Instituto de Estudos Miñoráns, los chicos aprenderán sobre el patrimonio arqueológico, ecológico y etnológico de A Groba. Pero también sobre lo que implica ser comunero en un Monte Vecinal en mano común, una forma de propiedad tradicional y milenaria que prácticamente solo se conserva se Galicia y Norte de Portugal. Esta forma de propiedad reconoce la importancia del monte en su conjunto para la comunidad y por tanto da prioridad a la gestión colectiva y democrática del mismo.

Una reliquia del pasado que tuvo que luchar contra todo tipo de regímenes políticos para llegar hasta el alumnado. En la clase del miércoles los chicos conocerán, incluso de primera mano, la historia de las luchas de sus ancestros, contra la expropiación legal (s XIX) o de facto (s XX), contra amortizaciones y plantaciones, políticos y dictadores. Luchas que mismo pagaron con la cárcel pero que finalmente hicieron recular a una dictadura hasta recuperar su patrimonio. Aprenderán también como ya en democracia sobre este monte se edificó su colegio y como ahora colegio y monte están mas vinculados con este aula. Tal vez la clase del miércoles, más que una clase sea una primera toma de conciencia de la responsabilidad que heredarán en un futuro próximo como comuneros. Ojalá sea así.