Baiona logra la Bandera Azul para sus seis playas

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // Praia da Ribeira.

Las playas gallegas obtuvieron este año un total de 111 banderas azules y, además, la Comunidad se sitúa a la cabeza de todo el Estado en número de senderos azules, con 20. Así, Galicia se sitúa entre las autonomías más galardonadas por la Asociación de educación ambiental y del consumidor (Adeac), con un global de 155 distintivos entre arenales, puertos deportivos, senderos azules y centros azules.

En lo que respecta a la comarca del Val Miñor, y tras no solicitar los distintivos el pasado año, Baiona obtuvo un total de 8 galardones. Así, la Bandera Azul ondeará por primera vez en los seis arenales del municipio, Barbeira, Concheira, Frades, Ladeira, Ribeira y Santa Marta, y en el puerto deportivo del Monte Real Club de Yates. La última distinción de la localidad es para el Sendero Litoral de Baiona.

Nigrán decidió en el 2019 declinar solicitar las insignias “porque suponen más contraprestaciones que beneficios para las playas”.

Con 111 banderas para sus playas, cuatro más que el año anterior, la Comunidad acapara cerca del 20% de las otorgadas en toda España. En total, hay 34 municipios premiados, uno más que en la pasada edición, de los cuales 12 son de la provincia de Pontevedra (58 playas), 14 de A Coruña (35 playas) y 8 de Lugo (18 playas). Destaca el hecho de que el arenal del Lago de las Pontes (As Pontes) recibe por primera vez este galardón.

En cuanto a las banderas para puertos deportivos, son un total de 11 (6 en Pontevedra, 6 en A Coruña y 1 en Lugo); los centros azules galardonados son 13 (6 en Pontevedra, 4 en A Coruña y 3 en Lugo); y la veintena de senderos se distribuyen entre los 9 de Pontevedra —que en total, al ser alguno una red, son 18 rutas—, los 6 de A Coruña y los 5 de Lugo.

En esta edición, Sanxenxo vuelve a repetir el ayuntamiento tanto de Galicia como del conjunto del Estado con más banderas azules en sus playas, con 17, además de sumar distinciones para tres puertos deportivos, una red de senderos y un centro. En la provincia de Pontevedra, destacan también la ciudad de Vigo, que suma 10 arenales y una red de senderos; Cangas do Morrazo (7 playas, un puerto y un sendero); Marín (5 playas, dos centros y una red de senderos); y Baiona (6 playas, un puerto un sendero).

En la provincia de A Coruña, el municipio de Arteixo es lo que más banderas azules obtiene para sus playas, un total de 7; seguido de la ciudad de A Coruña (5 arenales, además de un puerto y un sendero); y Oleiros (5 arenales y también un sendero).

Por lo que respeta a la provincia de Lugo, Foz vuelve a ser el ayuntamiento con más playas galardonadas, con 5: A Rapadoira, Areoura, As Polas, Llas y Peizás; mientras que Barreiros recupera la bandera azul para el arenal de las Pasadas, además de continuar con bandera en las de Acantilado- Remior y Coto.

Criterios de excelencia

Los criterios exigidos para la obtención de banderas azules en playas y puertos están relacionados con la calidad de las aguas, que tiene que ser excelente, la seguridad, la completa dotación de servicios, la accesibilidad, la certera gestión ambiental y la sostenibilidad de los arenales y de las dársenas. Por su parte, los centros y senderos azules deben fomentar la educación ambiental en el litoral, el conocimiento del entorno y las alternativas de ocio.

El municipio que quiera optar a estas distinciones debe presentar un dossier justificativo de su propuesta, así como, al año siguiente, una memoria de actividad, junto con su candidatura, que acredite el mantenimiento de su condición en años sucesivos.

La Xunta felicita a todos los ayuntamientos galardonados con estos distintivos por el reconocimiento que suponen a la calidad y a los servicios de sus playas, puertos, senderos y centros. Asimismo, también hace falta subrayar el esfuerzo realizado el año pasado por los municipios para alcanzar los estándares de seguridad exigidos en este tipo de espacios por mor de la covid, reforzando así la imagen de Galicia como destino turístico seguro.

En este sentido, hay que recordar que debido a la pandemia muchos ayuntamientos costeros adoptaron soluciones tecnológicas o mismo contrataron personal de vigilancia para controlar el aforo en las playas durante el verano, al tiempo que reforzaron las medidas de higiene y limpieza de acuerdo con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.