Galicia retrasa el toque de queda hasta las 23:00 horas

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó hoy las nuevas medidas acordadas por el comité clínico de expertos sanitarios, entre las que destacó las relacionadas con el toque de queda, las residencias de mayores y la hostelería.

Después de precisar que todas las decisiones acordadas entrarán en vigor a partir de este viernes 16 de abril, Feijóo confirmó que Galicia seguirá apostando por una apertura “progresiva, puntual y proporcional”, teniendo la prudencia como máxima.

Así, subrayó que el toque de queda pasará de las 22 a las 23 horas, además de trasladar la decisión de mantener el cierre perimetral de la Comunidad ante el incremento de la incidencia en algunas comunidades de España.

En segundo lugar, aseveró que la Administración autonómica continuará con la progresiva apertura de las residencias de mayores. De este modo, si cada residente podía recibir tan sólo la visita de dos personas de referencia, a partir de ahora podrá volver a ver a sus allegados y familiares, siempre de uno en uno, con cita previa y de acuerdo a los protocolos establecidos. Además, los residentes podrán salir hasta tres veces por semana, con una duración de cuatro horas por salida.

En relación a la hostelería, el presidente de la Xunta precisó que se mantendrá como tope para la apertura de los bares las 21 horas, si bien los locales de restauración podrán servir cenas hasta las 23 horas, siempre y cuando se cumplan los requisitos que saldrán publicados en el DOG, entre los que destacan: contar con licencia de restaurante, funcionar con cita previa y conservar un registro de clientes, y garantizar la calidad del aire mediante el control del CO2 del local.

Por último, y delante del previsible fin del estado de alarma y de la posibilidad de que el Gobierno central recurra ante el Tribunal Constitucional a “ley de gestión de la pandemia que aprobó el Parlamento gallego”, Feijóo manifestó la incertidumbre que genera este escenario para seguir gestionando con rigor y con seguridad jurídica.

“No es de recibo. Estamos muy sorprendidos con esta situación”, abundó, afirmando que el Gobierno gallego seguirá trabajando en base a aperturas graduales y medidas y apostando por la vacunación.