Las obras de la nueva biblioteca de Nigrán entran en la recta final

La Diputación de Pontevedra consolida como la gran promotora de las infraestructuras culturales en la provincia. La nueva biblioteca de Nigrán, una actuación que supuso la inversión de 1.849.525 euros en el marco del Plan de Reequilibrio, es el último equipamiento cultural que la institución provincial hace posible y que entrará en funcionamiento a finales de este mes de abril. El diputado de Cooperación, Santos Héctor, visitó hoy las obras acompañado del alcalde, Juan González y de la diputada, y también concejal nigranesa, Raquel Giráldez.

El edificio refuerza la centralidad de este espacio y está dotado con cuatro imafrontes y 1.260 metros cuadrados construidos. Cuenta con un diseño de vanguardia, que se adapta perfectamente a la pendiente de la parcela y que fue concebido con criterios bioclimáticos, dotado, por tanto, con las últimas tecnologías en climatización e iluminación, reduciendo los consumos energéticos y el impacto ambiental. Las obras fueron financiadas al 80% por la Diputación, que acercó 1.479.620 euros, mientras que el Ayuntamiento corrió con los 369.905 euros restantes.

Santos Héctor definió a la biblioteca pública como “un nuevo hito urbano de Nigrán” y destacó que se viene a sumar la otros “contenedores culturales” impulsados desde la Diputación que están ahora en obras, como el Auditorio de O Grove, o ya finalizados, como las Casas Goday (Illa de Arousa), la mejora del Centro de Interpretación de las Torres do Oeste (Catoira) o los nuevos centros socioculturales de Caldas de Reis y As Neves. “Construimos cultura, equipamientos que enriquecen la vida del vecindario de estos municipios”, destacó. El diputado calificó la obra como “magnífica por su integración en la zona y en la trama urbana” y añadió que destacará aún más cuando se finalice la nueva plaza en su entorno. “Es una construcción muy singular y de la que estamos orgullosos/as porque la cultura es una línea prioritaria en las políticas públicas de la Diputación”. El diputado aseguró estar deseando volver para inaugurar las instalaciones, “ya con chicos y adultos/as disfrutando de los libros”. “Esta obra es un acontecimiento para el Val Miñor, uno de los proyectos más ambiciosos de la Diputación y, sobre todo un acierto, porque invertir en cultura es acertar”, remachó.

Juan González agradeció el apoyo del Gobierno de la Diputación de Pontevedra “en una obra tan importante para Nigrán como es esta Biblioteca, que dentro de un mes estará en servicio”. “Este es un edificio singular, que va a crear centro en Nigrán y va a ser un revulsivo económico para a toda la zona; un edificio que transpirará cultura, educación y valores”. “Que la Diputación había apostado para esta gran obra cultural para Nigrán”, concluyó, “es un auténtico placer que nos demuestra el valor de la cooperación institucional bien entendida”.

Las obras afrontan en estos momentos los últimos retoques, con un nivel de ejecución que supera ya el 80%. El edificio está pendiente sólo de la urbanización exterior, así como de los finales de pintura, fontanería y carpintería, así como de las instalaciones. La obra civil, que fue readjudicada en junio de 2020 después de la renuncia de la primera empresa, estará lista este mes. La nueva Biblioteca está distribuida en un andar bajo para zona de recepción y diversos servicios, un primer andar para la sala de ordenadores y sala de préstamo infantil y juvenil, un segundo andar para sala de préstamo de literatura para adultos y, finalmente, un tercer andar con la sala de estudio (130 metros cuadrados) y cuatro salas pequeñas (de unos 7 metros cuadrados cada una) para el estudio en grupo. Además, alberga el taller de mantenimiento. Está coronado por una terraza con hermosas vistas. El edificio va a ser dotado con un mobiliario minimalista y estilo contemporáneo acorde con el edificio.

El Plan de Reequilibrio ha financiado, con este, un total de 25 proyectos singulares a lo largo de toda la provincia. El Plan, dotado con un total de 15 millones de euros, financió hasta el 80% de los proyectos presentados por los ayuntamientos con un tope máximo de 1,5 millones de euros, lo que convierte al de Nigrán en uno de los más relevantes. Los proyectos fueron seleccionados por los técnicos provinciales en función de criterios objetivos fijados en la convocatoria.