Nigrán aprueba el asfaltado de nueve calles de San Pedro y la puesta en valor de su cruceiro

El gobierno de Nigrán aprobó el asfaltado de nueve calles de la parroquia de San Pedro de A Ramallosa por importe de 151.145 € a cargo del Plan Concellos 2018 de la Diputación de Pontevedra después de esperar más de tres años por todas las autorizaciones. Se trata de Pereiro, A Igrexa, Ana Isabel Costas, Pontillón, Cotros de Arriba, Altamira, Rego, Mallón-Pedreiros y Pereiras, todas ellos en unas condiciones pésimas tras más de una década sin pavimentar, algunas incluso dos. Las nueve calles estarán renovadas antes de este verán tras una larga tramitación que arrancó a finales de 2017 al ser requeridos diversos informes sectoriales (Costas, Augas de Galicia, Patrimonio y Agencia Galega de Infraestruturas).

“El hecho de transcurrir Igrexa y Pereiras por la traza del Camino de Santiago Portugués y estar otros en ámbitos de especial protección cultural (cruceiro de San Pedro, Iglesia parroquial, fuente y lavadero de Dona o el yacimiento arqueológico de Lugar da Torre) hizo que este plan de asfaltado tuviera mucha más complejidad administrativa que cualquier otro, agradecemos la paciencia de los vecinos durante este tiempo”, explica el alcalde, Juan González. Así, no fue hasta el 21 de octubre de 2020 cuando Patrimonio dio su autorización con la condicionante de que el Ayuntamiento incorporara al expediente un proyecto de control arqueológico y de realización del mismo, documentos ambos remitidos a este organismo el 25 de noviembre y que incrementaron en 20.000 € el presupuesto original.

El plan de asfaltados de la parroquia abarca también una puesta en valor de la zona del cruceiro de San Pedro, pues se levantará el firme que lo rodea hasta una profundidad de 25 centímetros para dejar a cielo abierto el escalón inferior de su base y a su redor se pavimentará con cantos de piedra delimitados por un borde de granito gris alba, además, contará con iluminación ornamental. Por su parte, el trazo del Camino tendrá que ser sometido a la “Guía de buenas prácticas” para salvaguardar sus características tradicionales, culturales y paisajísticas y, mientras duren las obras, habrá que delimitar y señalizar otro trazado alternativo. Finalmente, en los caminos con muros tradicionales se guardará una franja de 15 cm a su lado sin el nuevo pavimento.

“Nos gustaría tener asfaltado esta zona de la parroquia hace ya años pero no fue posible por las características especias que le otorga el Camino de Santiago y otros bienes culturales, el resultado será muy beneficioso y el entorno del cruceiro ganará muchísimo para, precisamente, poner en valor este elemento”, señala el alcalde, quien subraya que en los últimos seis años se llevan invertido más de 500.000 € sólo para planes de pavimentación en el municipio. “Sabemos que aún existen muchos caminos donde intervenir y no nos olvidamos, había una deuda histórica con las parroquias y la estamos saldando en tiempo récord”, finaliza el regidor.