“El PSOE de Gondomar es cómplice de la deriva antidemocrática y antifeminista del gobierno municipal”

Manifesto Miñor exige del alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, una disculpa pública “por los comentarios ofensivos y la forma despótica que tuvo de silenciar a las compañeras de la oposición” en el pleno extraordinario celebrado este lunes. “Las faltas de respeto continuadas hacia concejales de la oposición provocó que los grupos políticos de la oposición (Manifesto Miñor, BNG y PP) habían abandonado la sesión”, denuncian. “Usted no sabe ni lo que presenta, usted presenta lo que le escriben”, le espetó Paco Ferreira a la portavoz municipal del PP, Paula Bouzós, “en un nuevo alarde de autoritarismo”. “A continuación, delante de las quejas de la concejala del BNG, Manuela Rodríguez, el Alcalde decidió silenciarla, apagándole el micrófono para impedirle hacer su intervención”.

Desde Manifesto Miñor entienden que no se pueden cruzar determinadas líneas rojas en el ejercicio de las funciones de Alcalde: poner en cuestión la valía de una concejala, “como hizo el señor Ferreira (y como lleva haciendo reiteradamente en todos los plenos)”, silenciar sistemáticamente a las compañeras de la oposición, “sólo deja en evidencia cuanto queda por luchar contra el machismo en las instituciones públicas”. “Es intolerable reproducir y normalizar este tipo de comportamientos prepotentes desde la institución municipal, aun más cuando vienen de un Alcalde (en general, de un gobierno) que se define como socialista. Por eso, expresamos nuestra solidaridad con las compañeras agredidas y denunciamos públicamente unos hechos que no son nuevos; el vecindario que regularmente sigue los plenos, bien presencialmente, bien por streaming ya conoce las formas de Paco Ferreira”.

“El PSOE de Gondomar, que permite y mismo fomenta estas salidas de tono de Ferreira, es cómplice de la deriva antidemocrática y antifeminista del gobierno municipal. De hecho, tras el abandono de las concejalas y concejales de la oposición (a excepción del concejal de Ciudadanos) del salón virtual de plenos, las concejalas del PSOE prefirieron defender al Alcalde en lugar de mostrar su apoyo a las dos compañeras que se vieron degradadas por comentarios y actuaciones totalmente fuera de lugar. ¿Y la concejala de Igualdad? Prefirió callar. Para Manifesto Miñor callar delante del machismo no es una opción”, concluyen.