La Xunta esparce sal en la autopista del Val Miñor para garantizar la seguridad

La Xunta está movilizando desde la madrugada del jueves un dispositivo que incluye más de 20 equipos quitanieves y el extendido de más de 1.000 toneladas de sal y 710.000 litros de salmuera para garantizar la seguridad en las carreteras autonómicas por el temporal activo.

El operativo desplegó solo en la noche de ayer casi 160 toneladas de sal y 88.000 litros de salmuera en la red viaria autonómica con el fin de facilitar la movilidad en condiciones más seguras.

El extendido de sal fue especialmente relevante en las carreteras de la provincia de A Coruña y en las del sur de Pontevedra, en comparación con la distribución habitual. En estas áreas, desde el comienzo del temporal, el consumo de sal consiguió un tercio del total previsto para todo el invierno.

En el día de hoy, tras la adopción de las citadas medidas de vialidad invernal, todas las vías autonómicas se mantienen abiertas y no han registrado incidentes destacables.

En la provincia de A Coruña, desde el comienzo del temporal en la madrugada del jueves, los equipos dispusieron 361 toneladas de sal y 161.000 litros de salmuera en las vías. En la pasada noche, la distribución de sal sumó 30 toneladas de este material.

En la provincia de Lugo, estuvieron trabajando en las últimas jornadas un total de 13 equipos que retiraron la nieve en aquellas carreteras donde fue preciso. Además, desparramaron 260 toneladas de sal y 130.000 litros de salmuera, de los que 55 y 32.000 se corresponden respectivamente con los distribuidos en la madrugada de ayer.

En la provincia de Ourense, está activo desde el jueves un dispositivo que incluye 4 equipos quitanieves y un extendido hasta el momento de 134 toneladas de sal y 8.000 litros de salmuera, de los que 36 toneladas de sal se esparcieron en la pasada noche.

En las carreteras autonómicas de la provincia de Pontevedra, otros 4 equipos desparramaron desde el comienzo de la alerta por temporal un total de 184 toneladas de sal y 156.000 litros de salmuera. En la noche de ayer, estos profesionales extendieron 35 toneladas de sal y 36.000 litros de salmuera en las vías de esta provincia.

En lo que se refiere a las vías de altas prestaciones, también están todas abiertas al tráfico y no registraron incidentes.

En las últimas jornadas, se llevó a cabo el extendido preventivo de fundentes en las autovías AG-53 y AG-54, entre Dozón y Ourense; en la del Barbanza (AG-11); en la del Salnés (AG-41); o en las autopistas A Coruña- Carballo (AG-55); y en la del Val Miñor (AG-57).

Plan de vialidad invernal

Este dispositivo está enmarcado en el Plan de Vialidad Invernal, que el Gobierno gallego mantiene en marcha desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril, con el fin de asegurar las condiciones de movilidad en los 5.550 km de carreteras de titularidad autonómica.

En total, este plan incluye 26 centros operativos, 13 plantas de salmuera, 73 máquinas con 109 accesorios y un equipo compuesto por 467 profesionales.

El objetivo es garantizar las condiciones de circulación en la red de carreteras de la comunidad, que se pueden ver dificultadas en invierno por la presencia de fuertes lluvias, la formación de placas de hielo o la aparición de nieve.

Este plan recoge medidas preventivas, para anticiparse a los percances que se puedan producir, y medidas paliativas, para reforzar la seguridad viaria en situaciones meteorológicas desfavorables.

El Gobierno gallego destina cada año una inversión de alrededor de 50 millones de euros para llevar a cabo tareas de conservación en las carreteras, entre las que destacan estas acciones de vialidad invernal.