Gondomar muestra su “indignación y rotunda condena” del crimen machista de Mañufe

La Diputación de Pontevedra trasladó hoy su “repulsa, condena, dolor e indignación” ante el nuevo crimen machista que finalizó con la vida de Soledad Rey, la vecina de Mañufe (Gondomar), de 59 años, presuntamente asesinada por su pareja, y trasladó su dolor y condolencias a la familia y amistades de la víctima. La presidenta provincial, Carmela Silva, fue la encargada en Gondomar de dar lectura al manifiesto del ayuntamiento, en la concentración de condena convocada en la Plaza de A Paradela a la que también acudieron la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, el coronel de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra, Simón Venzal, el alcalde de Gondomar, Francisco Ferreira, la corporación y muchas vecinas y vecinos de la villa del Val Miñor que acompañaron a la familia de Soledad.

En la lectura del manifiesto, que precedió al minuto de silencio, la presidenta de la Diputación expresó la condena rotunda de Gondomar a este asesinato machista. “¡Basta ya!, dijo, a este terrorismo que está acabando con nosotros. No podemos, como sociedad ni como administraciones, mirar hacia otro lado. Al contrario, alzaremos cada vez más nuestra voz para denunciar estos asesinatos y la violencia machista hasta conseguir erradicarla, lograr la violencia cero”. “El crimen de Soledad Rey Varela, siguió, los demuestran que no debemos bajar la guardia, que no podemos, como ciudadanas y ciudadanos, permanecer impasibles ante esta violencia terrible contra las mujeres que ataca directamente la salud de una sociedad que quiere ser realmente democrática e igualitaria. Es una labor de todas y de todos aunar esfuerzos en esta lucha. Como personas decentes no podemos mirar para otro lado. Tenemos que señalar sin rubor y sin miedo al presunto agresor o cualquier caso que podamos conocer. Y tenemos que apoyar y acompañar a las víctimas de esta violencia en un camino que debemos de recorrer todas y todos, juntas y juntos”.

La presidenta provincial finalizó la lectura del manifiesto con una apelación a todas las administraciones. “Tenemos que incluir en las agendas políticas de los partidos la violencia machista como un asunto prioritario. Tiene que ser una cuestión de estado, y tenemos que dotar de las partidas presupuestarias y recursos necesarios a la prevención y atención integral de las víctimas. Recursos que también debemos destinar a la educación como herramienta con la que fortalecer la responsabilidad individual y colectiva para crecer en Igualdad.

“Necesitamos terminar, finalizó, con los estereotipos de dominación patriarcal instaurados durante siglos en nuestra sociedad que son realmente el germen de la violencia machista. La violencia que acabó con la vida de Soledad, con la vida de más de 1074 mujeres desde el 2003. ¡Violencia machista contra la que volvemos a chillar Basta ya!”.

También se guardó un minuto de silencio en Baiona y Nigrán.