Baiona, Gondomar y Nigrán limitarán la velocidad a 30 km/h en sus núcleos urbanos

Los “Ayuntamientos Ágora” de la provincia, entre los que están Baiona, Gondomar y Nigrán, pasarán a seguir los principios de las “Ciudades 30” de manera inmediata. Así lo manifestó el diputado de Movilidad y Espacio Público, Uxío Benítez, que hoy presidió una reunión de trabajo para implementar el cambio de señalización de la velocidad de los núcleos urbanos de las villas de la provincia a un máximo de 30 kilómetros por hora.

El encuentro, según las palabras del diputado nacionalista, fue “un rotundo éxito” puesto que contó con la participación de 43 de los 49 municipios adheridos a la “Red Ágora de Ayuntamientos por el Espacio Público” y de 75 personas entre alcaldes, alcaldesas, concejales y concejales y personal técnico.

Sobre la mesa estaba la organización y la implementación de las “Ciudades 30”, es decir, la limitación de la velocidad a 30 kilómetros por hora en todas las calles de los núcleos urbanos de los municipios, cuestión ya respaldada y obligada a medio plazo por el nuevo Reglamento de Circulación de la Dirección General de Tráfico. El diputado destacó que aunque la nueva ley entrará en vigor el 11 de mayo “nosotros queremos ir por delante y cambiar de inmediato”.

Al otro lado de eso, el diputado subrayó que con la adhesión a la Red Ágora los ayuntamientos se comprometieron de facto a ir un paso más allá: la que todas las plataformas únicas de convivencia de coches y peones tengan una velocidad de máximo 10 kilómetros por hora, dando cumplimiento al principio número 6 del “Decálogo Ágora”, referido a los espacios seguros. Insistió en que este principio es especialmente importante y sensible en los entornos escolares, por lo que instó a los Ayuntamientos a modificar las ordenanzas de movilidad e incluir esta velocidad de forma específica.

“La nueva ley dice 20 km/h para zonas de convivencia, pero nosotros defendemos los 10 km/h y aspiramos a que a futuro se recoja también así en la normativa. Queremos simplificar y que en nuestras villas solo tengamos 30 y 10 de velocidades máximas”, destacó.

El responsable de Movilidad de la Diputación también subrayó que es muy importante que los ayuntamientos comiencen a efectivizar y a visualizar de inmediato que son “espacios a 30” y en las plataformas únicas máximo a 10, motivo por el que puso la disposición de los ayuntamientos al personal técnico de Ágora, y también lo de la Red de Ciudades que Caminan, a la que está adherida la Diputación.

Fue la propia secretaria técnica de Cidades que Camiñan, Ana Montalbán, la que hizo una explicación al por menor sobre en que deben consistir las “Ciudades 30” y cuáles deben ser los pasos para llegar a ellas. Destacó que la red colaborará con todos y cada uno de los ayuntamientos de la provincia para realizar la nueva señalización y también campañas de divulgación adaptadas.

El encuentro de hoy fue el primero de la “Red Ágora de Ayuntamientos por el Espacio Público”, una iniciativa de la Diputación que ya cuenta con 49 ayuntamientos adheridos y que tiene como objetivo implementar el espacio público para las personas en la provincia en el horizonte de 2023. “Además de tener una filosofía importante, con Ágora queremos resultados medibles y cuantificables, que en 2023 podamos decir que en la provincia se aumentaron equis metros cuadrados de superficie o un porcentaje de espacio destinado a las personas, y demostrar que el modelo de recuperación del espacio público es adaptable a cualquier villa, ciudad o ayuntamiento”, insistió.

En este sentido, Benítez recordó que existe “un escenario interesante de inercias globales” que favorece la recuperación del espacio público. Citó la apuesta de la Unión Europea en la lucha contra lo cambio climático, y subrayó que se darán oportunidades y ayudas de financiación para proyectos de recuperación de espacios para la movilidad natural, por lo que anunció que la Diputación estará del lado de los ayuntamientos para alcanzar fondos europeos con los que hacer obras, además de proporcionar fondos provinciales.