Baiona establece un protocolo especial para las visitas al cementerio municipal en el Día de Difuntos

El Ayuntamiento de Baiona dictó un protocolo para garantizar que la celebración del Día de Todos los Santos y de Difuntos se conmemoren con todas las medidas de seguridad acordes a la situación sanitaria actual en el cementerio municipal de Santa María de Baiona.

El alcalde, Carlos Gómez Prado, señaló que “conforme al contexto actual se elaboró un protocolo que se ajusta a las directrices marcadas por las autoridades sanitarias, permitiendo a su vez que todos los visitantes puedan rendir culto a sus ser queridos de forma segura”.

Para que la visita al cementerio municipal se realice con el mínimo de riesgo posible y con el fin de evitar aglomeraciones, la Concejalía de Medio Ambiente dirigida por Rosa María Domínguez limita el aforo del recinto al 50 por ciento, marca un itinerario direccional en las aceras que favorece el tránsito de personas y coloca cartelería informativa con las medidas de seguridad.

El tiempo de estancia en el recinto se recomienda que no supere los 20 minutos. Asimismo, se debe respetar un aforo máximo de una persona por cada cuatro metros cuadrados y se establece un máximo de 4 personas por grupo de visitas del mismo grupo familiar/convivientes, directrices que marcan las indicaciones oficiales.

Igualmente, se recomienda visitar el camposanto los días previos o posteriores a 1 de noviembre para evitar el momento en el que mayor afluencia de personas suele producirse.

“Se insta a los vecinos a que adelanten o pospongan sus visitas para evitar la concentración de personas en una única jornada y tratar de evitar las aglomeraciones. Ante situaciones especiales tenemos que tomar medidas especiales, como será el próximo fin de semana con la celebración de Todos los Santos y Difuntos y la tradición de visitar los cementerios durante ese fin de semana. Desde el Ayuntamiento de Baiona establecemos un protocolo de actuación para regular la visita, con un aforo limitado. Dentro del cementerio se marcaron unos itinerarios indicados con flechas, para que la gente no se cruce. Pero para que todo funcione correctamente, necesitamos la corresponsabilidad de todos y todas y pedimos a la ciudadanía que cumpla con las normas establecidas y colabore para que se desarrollen las visitas al cementerio de forma escalonada y cumpliendo el protocolo”, indica el Alcalde.

“Desde el Ayuntamiento sabemos la importancia y emotividad que tiene esta festividad para nuestros vecinos y vecinas y máxime cuando nos encontramos en esta situación de pandemia y muchas familias no pudieron despedirse de sus seres queridos como hacemos de manera cotidiana por las restricciones, el confinamiento, la desescalada y la nueva normalidad”, finaliza Gómez.

El objetivo del protocolo no es otro que proteger a los ciudadanos y minimizar el riesgo de contagio. El cementerio municipal puede ser visitado cualquier día del año, incluidos los días 25 de diciembre y 1 de enero. Su horario de apertura es de 9:00 a 21:00 horas (horario de verano, de 1 de abril a 31 de octubre ) y de 9:00 a 19:00 horas (horario de invierno, de 1 de noviembre a 31 de marzo ).

El protocolo dictado por el Ayuntamiento de Baiona para el cementerio municipal es similar al que aplicará cada uno de los párrocos de las distintas parroquias del municipio. Con motivo de la celebración de Difuntos y de Todos los Santos el Ayuntamiento de Baiona, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, depositará en los cementerios de cada una de las parroquias baionesas (Santa María de Baiona, Baíña, Baredo, Belesar y Santa Cristina da Ramallosa) ramos de flores en memoria de los vecinos y vecinas difuntos.