El nuevo multiusos de Sabarís estará listo a fin de mes

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // Estado das obras de rehabilitación do inmoble do antigo mercado de Sabarís, que albergará o multiusos.

El nuevo centro multiusos ubicado en las antiguas instalaciones del Mercado de Sabarís estará rematado a finales de este mes, y si todo discurre según lo esperado el complejo podría inaugurarse en octubre.

Así lo aseguró el edil de Urbanismo de Baiona, Víctor Manuel Muñoz, que explicó que en estos momentos están a la espera de un permiso de la Diputación para realizar una ligera modificación en la toma de pluviales. Mientras tanto y con el fin de agilizar las actuaciones, los operarios están montando e instalando todo lo referente a carpintería interior. Las intervenciones se llevaron a cabo tal y como marcaba el proyecto inicial a excepción del espacio reservado para hostelería, que finalmente queda aparcado y se convertirá en un área de reuniones. La variación realizada responde a una petición efectuada por la Asociación Castro e Ladeira pensada con el fin de no perjudicar a los hosteleros instalados en las inmediaciones del edificio.

Muñoz explicó que la renovación de fachadas y cubiertas, la dotación de sistemas de abastecimiento y saneamiento, climatización o la instalación eléctrica están finalizadas y que tan sólo quedaría por delante la colocación de elementos internos como el mobiliario, mecanismos eléctricos tales como luminarias, enchufes o interruptores además de grifería. El proyecto con un precio de salida de 629.200 euros, impuestos incluidos, se adjudicó en julio de 2019 a la empresa Coto Estudios y Construcciones S.L. por valor de 556.000, con un plazo inicial de un año aunque por motivos organizativos los trabajos no comenzaron hasta el 5 de noviembre de ese mismo año. Una vez más las actuaciones sufrieron un nuevo parón a inicios de 2020 debido a las lluvias torrenciales sufridas mientras actuaban sobre el tejado del inmueble. Nuevamente los contratiempos volvieron a hacer acto de presencia tras el decreto de estado de alarma por el covid 19 del pasado 15 de marzo que aunque no paralizaron por completo las obras, obligaron a la adjudicataria a reforzar la plantilla de trabajadores con una cuadrilla extra para compensar las demoras que en total superan los tres meses si se toma como fecha inicial noviembre de 2019.

El conjunto arquitectónico ubicado a escasos metros de la plaza Victoria Cadaval y del puente románico fue construido en 1956 y en la actualidad está protegido por Patrimonio debido a las peculiares cerchas de hormigón sobre las que apoyan sus cubiertas. Sesenta y cuatro años después de su primera inauguración, todo apunta a que las instalaciones del núcleo baionés recuperarán su esplendor de antaño convirtiéndose en un motor cultural y social de la parroquia. Contará a su vez con una zona para usos comerciales mientras que los biombos instalados en su interior otorgarán una gran versatilidad a un espacio que en total suma 700 metros cuadrados dividiendo las diferentes estancias en función de las necesidades de cada momento.