Gondomar ofrece a la Xunta espacios educativos para facilitar el cumplimiento de ratios en la vuelta al colegio

El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, pondrá a disposición de la Xunta de Galicia las instalaciones de las antiguas “Escuelas Unitarias” del municipio para su uso en la vuelta al colegio el próximo mes de septiembre, y así favorecer el reparto de alumnos en más aulas garantizando, en la medida de lo posible, un ratio inferior en las clases como recomiendan las autoridades sanitarias ante el avance de los rebrotes del COVID-19.

Tal y como expuso en la reunión de la Comisión Local de Seguimiento del COVID-19, celebrada este lunes, se ofrecerán un total de 7 centros, concretamente, las instalaciones de las escuelas de San Cibrán, Moreiras y Nande (Mañufe), Borreiros, Prado, Vilas y Fraga, a lo que se suman también espacios públicos como la Casa de la Cultura o los pabellones municipales “si la Consellería de Educación lo requiriera”.

“Esto permitiría descongestionar las aulas escolares del municipio, acercarnos a ratios menores y contar con espacio necesario para establecer las distancias mínimas interpersonales en las clases, trabajando por una vuelta al colegio lo más segura posible para el alumnado”, señaló Paco Ferreira. Además, “es una oportunidad para recuperar e implantar modelos educativos con una enseñanza más próximo y descentralizado que apuesten por el rural y su revitalización”, añadió el regidor.

Como referente destaca la existencia en el municipio de cinco Colegios de Agrupación Rural (CRA) (Vilaza, Chaín, Couso, Guillufe, Peitieiros y Chaín), con una apuesta clara por “una educación viva y activa”, destacando el potencial del entorno natural y los elementos que ofrecen como base de inspiración del proceso creativo del alumnado.

Confía en que la Consellería de Educación acepte esta iniciativa e insiste en que en este momento es prioritaria “la colaboración entre administraciones. Como alcalde y como gobierno haremos todo lo que esté en nuestras manos para ofrecer la máxima seguridad a nuestros vecinos y vecinas”, concluye Paco Ferreira.