“Pequeño susto que nos tiene que tener muy alerta”

El incendio declarado este domingo en Monteferro se salda con 0,15 hectáreas de terreno afectado. Las llamas se produjeron en una de las laderas, a escasos metros del mirador y próxima al merendero, siendo visibles desde distintos puntos de la comarca, especialmente desde el municipio vecino de Baiona, desde donde multitud de vecinos y visitantes dieron la voz de alarma, aunque la rápida intervención de los servicios de emergencia evitó su propagación.

Según informó la Consellería do Medio Rural, el aviso se produjo a las 23:03 horas, desplegándose acto seguido un dispositivo de extinción compuesto por 2 agentes, 5 brigadas y 6 motobombas. Hasta el lugar también se desplazó el GES del Val Miñor y agentes de la Policía Local de Nigrán. El fuego quedó controlado una hora después, en torno a las 00:15, aunque no se dio por extinguido hasta las 2:58 de la madrugada. Resultaron afectados 1.000 metros cuadrados de monte raso y 500 de arbolado.

El alcalde, Juan González, que también se acercó hasta la zona para seguir las tareas de extinción, señaló esta mañana que fue un “pequeño susto que nos tiene que tener muy alerta”. Así mismo quiso destacar el gran trabajo del GES, de las Brigadas de Medio Rural, Policía Local y de la Comunidad de Montes de Monteferro, “que tiene limpio el monte y eso ayudó y mucho”.