Baiona elevó el gasto social en un 400% desde el inicio de la pandemia

La crisis sanitaria del Covid-19 aumentó sustancialmente el gasto social destinado a familias que vieron agravada su situación económica de una manera generalizada, y el municipio de Baiona no fue una excepción. Un contexto que provocó un aumento de la partida en un 400% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El alcalde Carlos Gómez adelantó que estudiarán un incremento del presupuesto destinado a Servicios de 20.000 euros pasando a un total de 60.000. Su idea es que el plus se incorpore para los presupuestos de algo menos de nueve millones con los que cuentan para el presente ejercicio y prevé que el documento económico se lleve a aprobación hacia el mes de agosto.

“Con la llegada del verano este problema se verá ‘maquillado’ por la afluencia de visitantes pero se volverá a notar a partir de octubre y mucho”, advirtió. Este fue uno de los temas tratados durante la rueda de prensa ofrecida por el regidor para rendir cuentas tras cumplir su primer año de gobierno en coalición junto con BNG y Nós.

En este sentido Gómez reiteró que durante el estado de alarma “las administraciones locales fueron las grandes olvidadas teniendo que asumir unos gastos para los que a priori no estábamos preparados”, que en el caso de la villa marinera superará los 180.000 euros a final de año. Además el alcalde aseguró que en caso de que el PP renueve mandato en la Xunta les reclamará lo invertido hasta el momento.

Otra de las iniciativas que está planteando es la de destinar parte del remanente de tesorería a fines sociales aunque por el momento están atados de pies y manos debido a los pagos pendientes con Abanca para rescatar el parking del Aral. Gómez adelantó que no descartan fórmulas de pago alternativas para afrontar los dos millones de deuda generadas por el acuerdo con la entidad bancaria, al entender que la situación actual es prioritaria.

Once proyectos

En cuanto a obra pública el regidor explicó que tienen en marcha un total de 11 proyectos, nueve de ellos en las parroquias y todos ellos a cuenta del Plan Concellos de la Diputación. Además aclaró que están trabajando en la modificación del relativo al de la “Casa de Teresina” para ampliar el consistorio al estar paralizado por Patrimonio. “Buscaremos cofinanciación ya que supera los 2,5 millones de euros”, explicó.

Otros de los planes que figuran en el tripartito son la remodelación del Paseo Pinzón, el Parque de la Palma o el remate del entorno de Santa Liberata, que además sufre roturas constantes del enlosetado en el firme de su parte humanizada. “Para saber a dónde queremos llegar de aquí en los próximos 20 años es necesario disponer de un plan estratégico para optar a ayudas y subvenciones”, manifestó.

En esta línea el regidor aclaró que es necesario dejar a un lado la cultura del “no” que posibilite marcar un plan de ruta hacia el periodo comprendido entre 2030 y 2040. Ya para finalizar informó de que en septiembre anunciarán “la nueva marca Baiona” y un plan de actividades culturales que ayude a desestacionalizar la economía a partir del mes de octubre hasta febrero.

Anuncios