Siete establecimientos de Baiona reciben los primeros sellos de “Comercio Seguro”

Siete establecimientos de Baiona recibieron este miércoles los primeros distintivos de “Comercio Seguro” tras conseguir la máxima nota posible en la herramienta de autoevaluación de la Dirección Xeral de Comercio de la Xunta de Galicia, que genera un informe personalizado con las medidas que necesitan para cumplir la normativa sanitaria de seguridad frente al Covid-19, una campaña impulsada por la Federación Provincial de Comercio, Turismo y Mercados, a la que se ha sumado la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Baiona, que seguirá entregando distintivos de comercio seguro a los establecimientos asociados que realicen la autoevaluación y saquen la máxima nota.

Los sellos de “Comercio Seguro” fueron entregados a los propietarios de Joyería Gema, Óptica Baiona, Joyeria Tula, Ferretería Electrogayfer, Milar Baiona Electromiñor, Droguería y Perfumería Chévere y Electrocom Baiona por el alcalde, Carlos Gómez, el secretario general de la Federación Provincial de Comercio, Turismo y Mercados, Enrique Núñez, y el presidente y el gerente de Aceba, Marcos Comesaña y Carlos Fernández. Se trata de un sello que acredita que empleados y consumidores cumplen con todas las medidas de seguridad y protección decretadas por la administración competente para hacer frente al Covid-19.

Se trata de un distintivo que ofrecerá una garantía total al consumidor. Para que el sello luzca en un establecimiento, el propietario tiene que superar con nota la evaluación de la Xunta de Galicia. Los locales comerciales interesados en saber si a día de hoy cumplen con los requisitos de “Comercio Seguro” pueden hacer su autodiagnóstico en el siguiente enlace. Ese será el test que utilizará la Federación Provincial de Comercio, Turismo y Mercados para emitir el certificado que acreditará al comercio seguro.

Solo los establecimientos que logran una puntuación superior a 8 sobre un total de 10, como ha sido el caso de los siete comercios baioneses, obtendrán el sello certificado por la Federación Provincial que avala al establecimiento como “Comercio Seguro” y podrán exponerlo en sus escaparates, comunicando a sus clientes que dicho local comercial cumple escrupulosamente con las directrices marcadas por el Gobierno Gallego y del Gobierno de España.

La Federación realizará revisiones periódicas, y aleatorias, con el Procedimiento de Cliente Misterioso para comprobar el grado de cumplimiento de la normativa en los establecimientos que obtengan el certificado con la finalidad de reconocer el esfuerzo que están realizando los establecimientos por adaptarse a la nueva normativa y por garantizar la seguridad y la salud pública de trabajadores y consumidores. Todo el sector se sentirá más protegido tras ser evaluado.

Aquellos establecimientos que no pasen la evaluación tendrán un plazo de 15 días para subsanar las deficiencias y optar a una nueva revisión que les permita contar con el mencionado sello.