Porto do Molle suma 125 empresas y 2.800 empleos

El Ayuntamiento de Nigrán viene de otorgar licencia a Zona Franca de Vigo para la ampliación del parque empresarial Porto do Molle con 14 nuevas naves de oficinas y talleres situados en una parcela de 10.710 metros cuadrados (6.02 y 6.03) entre calle de las Pontes y calle Montes da Barxa (frente al Centro de Negocios) y con un presupuesto de ejecución de 4,4 millones de euros. El propio alcalde de Nigrán, Juan González, se lo comunicó personalmente al delegado de Zona Franca, David Regades, en una reunión esta mañana en el Ayuntamiento.

Esta licencia se suma así a la otorgada la semana pasada a la Sociedad Gallega de Carretilla, S.A. para construir en el mismo polígono una nave industrial con un presupuesto de 1.861.381 €. En ambos casos fue posible continuar la tramitación pese al Estado de Alarma gracias a la que Alcaldía aprobó un decreto el 13 de mayo para habilitar al departamento de Servicio Urbanos la que continuara informando sobre los expedientes esenciales o con voluntad de continuidad administrativa, como son estos dos casos.

“En sólo una semana de reactivación del Servicio de Urbanismo para cuestiones esenciales que no perjudiquen a los intereses de los vecinos, como es el caso de la información de licencias, tenemos dos muy buenas noticias. Estas licencias llevan aparejado generar trabajo, empleo y recursos económicos al Ayuntamiento de Nigrán, que sigue contando con el Polígono Terciario de Porto do Molle como su gran activo”, señala González. Actualmente Porto do Molle cuenta con 125 empresas instaladas en su superficie de 1.028.780 metros cuadrados y da empleo a 2.800 personas.

Este nuevo proyecto, firmado por el arquitecto Pablo Menéndez (MAM Arquitectura), contempla la construcción de 14 módulos (contienen 28 talleres y 14 oficinas) que responden a la tipología de nave adosada y se basen en la repetición de un módulo que, en algunos casos, sufre pequeñas variaciones para adaptarse a las necesidades de uso o del entorno. El objetivo de esta propuesta es ofrecer una visión unificada y de conjunto aportando un diseño moderno, luminoso, optimista y atractivo que, en definitiva, suponga un valor añadido para las futuras empresas usuarias y visitantes. Todos estos módulos, destinados al alquiler y de entre 300 y 500 metros cuadrados, constan de espacios diferenciados: nave en la planta baja con acceso para camiones, talleres en la planta baja y primera con acceso peatonal y vinculados a la nave anexa para una mejor operatividad, y el espacio dedicado a oficinas en la planta segunda con acceso independiente desde la zona común, donde se desarrollan los usos administrativos de los establecimientos industriales situados en las plantas inferiores. Sin embargo, es un sistema flexible con gran capacidad de adaptación al cambio, que permite mezclar y conectar naves entre sí, tanto en el sentido longitudinal como transversal para que sea posible adaptar el espacio a las necesidades de la empresa que lo ocupe.

Estas dos parcelas unificadas albergarán las 14 naves adosadas situadas en el sentido longitudinal de la misma, con una orientación noroeste-sureste aprovechando el vial público existente, además, se abre un nuevo vial en el interior de la misma para permitir duplicar de 7 a 14 las naves pero en orientación noroeste. Estos accesos facilitan la circulación en todo el entorno y mejoran el servicio de carga y descarga.