Cinco centros escolares del Val Miñor participan en el programa Clubes de Lectura en este curso

FOTO: ALBERTO RODRÍGUEZ // IES Escolas Proval.

El programa Clubes de Lectura impulsado por la Consellería de Educación, Universidade e Formación Profesional llega este curso a 80 centros escolares de la provincia de Pontevedra. El programa va dirigido a centros públicos titularidad de la consellería que imparten enseñanzas de ESO, Bachillerato, FP o de régimen especial.

En Galicia están adscritos un total de 247 centros escolares que aglutinan a cerca de 12.700 alumnos. Y por provincias, además de los 80 centros de la provincia de Pontevedra, participan 105 centros de A Coruña, 37 centros de la provincia de Lugo y 25 de Ourense. En la comarca del Val Miñor, participan el CPI de Cova Terreña y el IES Primero de Marzo de Baiona, el IES Plurilingüe Terra de Turonio de Gondomar y el IES Escolas Proval y el IES Val Miñor de Nigrán.

La iniciativa, que forma parte del Plan Lía de Bibliotecas, tiene como objetivo impulsar el hábito lector, mejorar las habilidades sociales y el aprendizaje desde el espacio de la biblioteca escolar de cada centro.

Para tal fin, la Consellería destina un total de 220.000 euros a este programa con una asignación por centro que se destina, fundamentalmente, a la adquisición de libros para las actividades del club de lectura (que posteriormente pasarán a formar parte de los fondos de la biblioteca) y para otros gastos derivados de su funcionamiento.

Estos clubes funcionan como grupos de dinamización a favor de la lectura en las comunidades educativas y como ámbitos de aprendizaje de competencias clave para la vida. Al mismo tiempo, al implicar a diferentes miembros de la comunidad, son espacios para la convivencia y la educación ciudadana; al tiempo que son útiles para incorporar a la lectura a chicos y chicas con poco interés por este hábito. Se están demostrando, asimismo, útiles para mejorar la autoestima y las habilidades sociales y de lectura del alumnado con dificultades específicas de aprendizaje.

Por otra parte, en estas reuniones suelen introducirse las tecnologías de la comunicación y la lectura digital, así como las relaciones con otros clubes, con bibliotecas públicas o con entidades culturales del entorno más próximo.