El BNG de Gondomar pide la instalación de una cocina que dé servicio a todos los centros educativos

El pleno del Ayuntamiento de Gondomar aprobó en la última sesión de 2019 una moción del BNG a respecto de la gestión de los comedores escolares del ayuntamiento.

El BNG considera prioritario que la administración pública facilite los servicios complementarios como comedor o las aulas matinales en la enseñanza pública porque, además de ser educativos y de salud, son elementos primordiales para la conciliación de las vidas familiares y laborales. Por eso, considera que debería asumir, paulatinamente, su gestión pública y directa desde la administración gallega, para garantizar el derecho de acceso a este servicio complementario y, sobre todo, a una alimentación de calidad y de cercanías.

“El alumnado escolarizado en la enseñanza pública de Galicia debería tener derecho a hacer uso del servicio de comedor escolar, y desde luego el alumnado que tiene que hacer uso del transporte escolar para su escolarización debería tener acceso gratuito al comedor escolar, estableciendo unos precios módicos para el resto del alumnado, con el objetivo final de conseguir el acceso gratuito para todo el alumnado de la enseñanza obligatoria e infantil”, señala Manuela Rodríguez Pumar.

La Portavoz Municipal del BNG recuerda que el Partido Popular privatizó y externalizó este servicio “con nefastas consecuencias para el alumnado”. “En el caso de Gondomar, el modelo de gestión que Xunta y Ayuntamiento comparten es un modelo que ofrece comida de baja calidad, cocinada en producción industrial, lejos de los lugares donde se come y con muchas horas de antelación al punto del almorzar. El contrato del servicio ofertado por el ayuntamiento contempla un precio por menú que no garantiza la calidad y que sólo beneficia a las empresas, que buscan la rentabilidad del negocio arañando lo que pueden a cada menú y a cada salario de sus trabajadores y trabajadoras. Esto ha provocado últimamente problemas con el estado de la comida que llega a los comedores escolares, además de otros incidentes detectados por las personas que atienden el almuerzo en los colegios y que vienen denunciando las ANPAS del ayuntamiento”.

También hay deficiencias en los espacios para comedor de que disponen algunos centros. Así, en el colegio Souto-Donas, en un comedor con espacio para 25 personas se ven obligadas a comer en dos turnos, con la consiguiente prisa de los primeros para que no coman frío los segundos, que no consiguen. En el Serra-Vincios también hay problemas de espacio. Algo muy negativo toda vez que el espacio, el tiempo y el ambiente en el que comen las y los escolares incide de manera considerable en su relación con la comida y con el hecho de alimentarse.

Las familias, a través de las ANPAS, están solicitando un modelo diferente, apostando por una elaboración de cercanías, basada en la calidad de los productos y en la comodidad de niñas y niños, que dé seguridad a las familias. Por esa razón, la moción presentada por el BNG y aprobada por el pleno, a excepción del PP, contemplaba los siguientes acuerdos:

– instar al gobierno local y el gallego a acometer la ampliación de los comedores allí donde sea necesario, y a facilitar, en lo inmediato, la inversión e instalación de una cocina en un centro escolar del ayuntamiento que dé servicio a todos los demás centros de Gondomar, incluidas las aulas del CRA Antía Cal de todas las parroquias y los centros de secundaria, para que la empresa que actualmente presta el servicio elabore los menús en la cercanía de los centros y con productos de calidad.

– instar al gobierno de la Xunta a retomar la gestión pública de los comedores para garantizar el derecho de acceso a este servicio complementario, que es también educativo, y a una alimentación de calidad y de cercanías.

Anuncios