Gondomar y Baiona, reconocidas con una flor de honra en el certamen “Vilas en Flor”

Gondomar y Baiona fueron reconocidos con una flor de honra en el certamen “Vilas en Flor”, que entregó el pasado viernes sus distinciones en una gala en la sala Eisenman de la Cidade da Cultura. Este año participaron 16 ayuntamientos de toda Galicia a los que se espera que se sumen muchos más durante el año 2020 y como novedad, en la gala de esta edición no se conocerá al ganador hasta el último momento. El acto estuvo precedido de una jornada técnica con tres relatorios técnicos que abordaron aspectos contemporáneas vinculados a la integración de los espacios verdes en las ciudades, villas y pueblos.

El jurado considera que el Ayuntamiento de Gondomar procuró la mejora de su aspecto con actuaciones singulares en las rotondas de entrada y salida del núcleo. También destacan el parque fluvial del río Miñor que discurre por el centro y que acoge de manera natural las edificaciones. Indican que además está trabajándose en la idea de continuar el parque hasta el puente medieval del Camiño Real y la incorporación de la zona ajardinada tras el finalice de las obras del centro de salud.

En lo que respecta a Baiona, destacan el cuidado con el que se rehabilitó la parte antigua del núcleo y se apostó por mejorar la antigua carretera que da acceso al Parador que recorre el borde del mar para convertirla en un paseo. También recuerdan que se realizaron algunas intervenciones de ajardinamiento y arbolado en las calles de nuevo trazado, y tienen en proyecto continuar en esa línea.

“Vilas en flor” sigue el modelo existente en otras comunidades autónomas como Cataluña, Aragón, Canarias y Valencia, la semejanza del sistema implantado desde hace décadas en otros países como Reino Unido, Irlanda, Francia, Italia y Canadá. El proyecto cuenta con el apoyo de la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia y la colaboración de Rainbird, Abn Abastecimientos, Husqbarna, Fliwer y Hunter.

A los cinco ayuntamientos participantes de la primera edición –Allariz, Chantada, Caldas de Reis, Betanzos y Ortigueira– se suman este año otros once, Culleredo, Mondoñedo, Portomarín, Tomiño, Ponteceso, Salvaterra, A Guarda, Cuntis, Carballiño, Gondomar y Baiona. El jurado realizó visitas técnicas a cada uno de estos ayuntamientos, con el fin de analizar los criterios que puntúan en este certamen.

“Vilas en flor” es un programa encaminado a la puesta en valor de la riqueza natural y paisajística, en la línea de alguna de las multifuncionalidades de la infraestructura verde. Con este proyecto se pretende la mejora estética y funcional del territorio mediante el reconocimiento público de aquellas actuaciones medioambientales, enriquecidas con obras de ajardinamiento, ornamentación floral, mobiliario urbano y espacios lúdicos. Las “Flores de Honra” son el distintivo que se concede anualmente a los municipios participantes, según el criterio de un jurado especializado formado por expertos de reconocido prestigio en el ámbito del paisajismo. Hay cinco niveles: de una a cinco Flores de Honra. El programa reconoce tanto la trayectoria como las acciones llevadas a cabo por los ayuntamientos gallegos para mejorar y resaltar los espacios verdes urbanos, su gestión sostenible, la educación ambiental y la concienciación ciudadana en el cuidado del entorno. Pueden participar todos aquellos municipios de la comunidad gallega que tengan menos de cincuenta mil habitantes.

Anuncios