Nigrán recuerda a las viudas de la “Volta dos Nove” con una placa en el Jardín de la Memoria de Panxón

El Ayuntamiento de Nigrán cerró este mediodía en el “Jardín de la Memoria”, a un lado del Pabellón de Panxón, los actos en recuerdo del trágico suceso conocido como la “Volta dos Nove” con un homenaje a las viudas de estos ejecutados el 15 de octubre de 1936 en la curva de A Bombardeira (Baredo) y de Dolores Samuelle, quien pagó con su vida esconder a los “Ineses”. Con este homenaje, al que asistieron netos, bisnetos y una hija de Manuel Barbosa y Julia Sanjuan (asesinado y viuda) el Ayuntamiento conmemoró al mismo tiempo el Día de la Recuperación de la Memoria Lingüística de Galicia, fecha creada por la Asociación de Funcionarios por la Normalización Lingüística en la que se promueve el empleo del gallego en los actos fúnebres (incluido obituarios, lápidas, placas…). El Ayuntamiento volvió de este modo a vincular la memoria lingüística a la memoria histórica (los años anteriores se cambió al gallego la lápida del maestro republicano Vázquez Grela o de los represaliados Antonio Veiro o Daniel Pazó).

“Creemos que fue muy acertada la elección del IEM de dedicar este mes de octubre a las otras víctimas de la conocida como “Volve dos Nove”, las viudas de los asesinados y Dolores Samuelle, asesinada por ayudar a esconder a los Ineses. Estas mujeres tuvieron que salir adelante solas, con hijos a su cargo, y marginadas por la sociedad”, explicó el alcalde, Juan González, antes de descubrir una placa con su nombre a un lado de donde figura desde 2016 un monumento que recuerda a sus hombres. El momento más emotivo del acto fue cuando Julia Barbosa depositó un ramo donde el Ayuntamiento situó la placa con el siguiente texto:

“En memoria das outras vítimas esquecidas na ‘Volta dos 9’: as viúvas dos asasinados en Baredo (15.10.1936) e Dolores Samuelle, quen pagou coa súa vida agochar aos “Ineses” (13.10.1936) . As dez representan ás mulleres do Val Miñor e do país que, invisibilizadas pola Historia e tamén marxinadas na súa época, sufriron as duras consecuencias da represión e do terror franquista. Julia Sanjuan García, Clementina Freire Mosquera, Antonia Rial Veiro, Rosalía Rodríguez Iglesias, Angelina Vega Ríos, Sofía Vieites Penedo, Eugenia Mijón Durán, María [descoñécense os apelidos], Aurelia Rodríguez Cabral e Dolores Samuelle Álvarez”.

“Siempre se obvia a las mujeres que tuvieron que salir adelante solas con sus familias y estando condenadas al ostracismo. Estas viudas y Dolores Samuelle, asesinada, representan a todas las víctimas femeninas invisibilizadas por la Historia injustamente”, finalizó el regidor.

La “Volta dos Nove” marcó a la comarca porque supuso la ejecución a sangre fría el 15 de octubre de 1936 de nueve vecinos del Val Miñor como venganza y represión de los falangistas por el suceso del día anterior en Sabarís, cuando en el asalto de las fuerzas nacionales a la casa de los hermanos republicanos “Os Ineses” murieron estos, la mujer que los escondía (Dolores Samuelle) y también uno de los falangistas. Horas después los partidarios del golpe de estado cogieron a nueve vecinos detenidos en la prisión del Frontón, en Vigo, y los fusilaron en la curva de A Bombardeira, en Baredo. Durante más de 40 años nueve cruces aparecieron pintadas en ese punto como recuerdo de los fallecidos y, aunque las borraban y buscaron con esmero a los autores, estas siempre volvieron a ser dibujadas. Hoy el lugar es un espacio para la memoria y las cruces se mantienen, ahora impresas, como recuerdo de todo aquello que sucedió. Este suceso está narrado en el libro “Nigrán. Memoria dunha guerra”, del propio Juan González.

Anuncios