Nigrán inicia las obras para acabar con los vertidos al río Muíños

El Ayuntamiento de Nigrán inició esta semana a través de la empresa adjudicataria Sodein Soluciones Integrales los trabajos para reducir los vertidos de pluviales a los colectores de residuales que discurren paralelos al río Muíños, ya que en momentos de mucha lluvia se produce desbordamiento de las arquetas en el tramo final del río. Con un presupuesto de 103.000 €, tienen un plazo de ejecución de 6 meses, pero la firma viguesa prevé que estén finalizadas a inicios de año, liquidando con ello estos problemas puntuales de vertidos que, a su vez, dificultan el trabajo de la depuradora.

Las obras, con proyecto de Santorio Arquitectos, consisten en diferentes intervenciones encaminadas todas ellas a reducir las incorporaciones de aguas naturales a los colectores de residuales, minimizando el volumen y frecuencia de los mismos en los momentos de lluvia abundante. Así, en esta primera fase se están reparando los pozos de registro (muchos presentan filtraciones y otros serán clausurados) para seguidamente instalar un equipo rototamiz fabricado ex-profeso para esta actuación y que se situará a escasos metros de la depuradora con el objetivo de filtrar cualquier agua que se haya podido desbordar. La intervención incluye la instalación de aliviaderos y acondicionamiento paisajístico en el entorno de los pozos que producen mayor impacto visual. A mayores, se realizarán trabajos de bioengeniería fundamentalmente mediante la colocación de estaquillado natural (a base de estacas) en un total de 37 metros del curso fluvial y en tres puntos diferentes para proteger los márgenes y frenar el caudal (técnica novedosa que el Ayuntamiento de Nigrán ya aplicó anteriormente en este río). Todo esto evitará que desborden las arquetas en el tramo final y que la depuradora no reciba una cantidad de agua excesiva para su correcto tratamiento.

Paralelamente, se finalizaron por 510.000 euros las acciones de bioengeniería para acondicionar las márgenes del río ante la gran degradación que sufre a consecuencia de la presión urbanística y que afecta también directamente a la conservación del sistema dunar de Playa América (dentro de este mismo proyecto está la construcción de una zona deportiva con pista de skate y de atletismo que estará finalizada antes de finales de año). En total, ambos trabajos suman una inversión de 613.000 y tienen como objetivo devolver al río Muíños a su estado natural.

Anuncios