El Albergue Estela do Mar de Baiona, Premio Economía Azul a la creación de empleo

Cerca de 7.000 votos de la ciudadanía ayudaron a escoger los cinco proyectos sostenibles de los grupos de acción local del sector pesquero (GALP) ganadores de la segunda edición de los Premios Economía Azul. Los reconocimientos se anunciaron hoy en una gala celebrada en la Cidade da Cultura y en la que la conselleira del Mar, Rosa Quintana, felicitó tanto a los cinco proyectos ganadores como a los diez finalistas y al resto de iniciativas presentadas en los últimos años “por contribuir al desarrollo de la Galicia costera pensando globalmente y actuando localmente”.

La titular de Mar agradeció la aportación de estos proyectos a las zonas costeras de Galicia en el marco del acto de entrega de estos galardones, celebrado en la Cidade da Cultura y que también contó con la participación del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, de la directora general de Desenvolvemento Pesqueiro, Susana Rodríguez, de la secretaria general técnica de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda, Carmen Bouso, los representantes de las cofradías de pescadores, una representante de la Red Europea de las Zonas de Pesca (Farnet), y las presidentas y presidentes de los grupos de acción local del sector pesquero (GALP) de Galicia.

Las iniciativas que resultaron ganadoras de estos premios fueron en el campo de apoyo a la pesca costera artesanal, el proyecto Do mar á mesa: Depuración e punto de venda, del GALP A Mariña-Ortegal. En el ámbito de la creación de empleo, la iniciativa ganadora fue Albergue Estela do Mar, del GALP Ría de Vigo-A Guarda, y en el de diversificación, el proyecto elegido fue Obras de Restauración del Dique de la Cabaña y su entorno, del GALP Golfo Ártabro Norte.

Mientras, en el referente a innovación local, la iniciativa premiada fue la planta de producción de aceite de microalgas del GALP Costa da Morte y en la categoría de economía circular -un galardón de nueva creación en esta edición- el proyecto elegido fue Producción de mallas protectoras biodegradables para el cultivo de mejillón, del GALP Ría de Arousa.

Durante el acto la conselleira do Mar agradeció la labor de los grupos de acción local del sector pesquero, que se ha comprobado que son un instrumento útil para la generación de empleo y de iniciativas innovadoras económicas y empresariales. “Son herramientas de cohesión territorial que permiten mejorar la economía de sus comunidades y fijar la población en los entornos costeros”, destacó Rosa Quintana.

En este sentido, la representante de la Xunta recordó que en los últimos diez años se aprobaron más de 850 proyectos de este tipo fruto del trabajo de unos grupos de trabajo local de los que son socias más de 360 entidades, entre ellas 105 representativas del sector pesquero, que tejen una red en su entorno en beneficio de su territorio. Estos proyectos, incidió, tuvieron un impacto en la economía gallega desde 2016 que se traduce en una contribución al producto interior bruto de 94 millones de euros y cerca de 2.000 empleos a tiempo completo.

“Con estos proyectos conseguimos reforzar nuestra identidad y poner en valor la cultura marinera y el patrimonio ligado a nuestro mar. Continuaremos apoyando la pesca costera artesanal dando a conocer el atractivo de las profesiones marítimas, atrayendo el talento de los más jóvenes para favorecer el relieve generacional y reforzando el papel del sector en la protección de los recursos naturales”, destacó Rosa Quintana, que subrayó la importancia de favorecer el crecimiento azul y una verdadera economía circular.

Los premios Economía Azul tienen carácter bienal y están promovidos por la Consellería do Mar a través de la Dirección General de Desenvolvemento Pesqueiro. Con ellos se pretende motivar a potenciales promotores a que presenten proyectos al amparo del GALP, dar visibilidad al trabajo de los GALP en las zonas pesqueras y reconocer los mejores proyectos aprobados en el marco de las estrategias de desarrollo local participativo (EDLP) de los GALP que contribuyeron al desarrollo sostenible de las zonas pesqueras.

La gala de entrega de premios estuvo conducida por las actrices Marta Pérez y Diana Sieira de Inversa Teatro y, tras el acto de entrega de galardones a todos los distinguidos por su trabajo, contó con un cierre musical a cargo de Davide Salvado.

Elección de los premiados

Los finalistas que optaban al galardón fueron seleccionados por una comisión encargada de escoger tres proyectos por cada categoría entre las propuestas presentadas por los GALP. Los criterios de esta selección estuvieron determinados por los beneficios que los proyectos son capaces de generar para el sector pesquero; su contribución a la creación de empleo en las zonas pesqueras; el refuerzo de la identidad, la cultura y el patrimonio local de la zona pesquera; los elementos innovadores en el contexto local; la creación de oportunidades para mujeres y chicas/os en el sector pesquero o marítimo; y la contribución a una economía circular.

Además, para la elección de los proyectos ganadores, hubo una votación pública entre los días 1 y 20 de octubre en la que participó la ciudadanía a través de la web https://galp.junta.gal/. Los galardones no tienen dotación económica, pero suponen un reconocimiento público para los proyectos destacados en cada una de las categorías.

Los proyectos ganadores de esta segunda edición de los premios Economía Azul fueron:

Mejor proyecto de apoyo a la pesca costera artesanal:

“Do mar á mesa: Depuración e punto de venda”. Cofradía de Pescadores de Cedeira. (GALP A Mariña–Ortegal).

Este proyecto promovido por la cofradía de pescadores de Cedeira consistió en la puesta en funcionamiento de una instalación con equipación técnica para depuración, embolsado, etiquetado y venta directo de bivalvos vivos en la lonja de Cedeira para optimizar las condiciones de comercialización de moluscos bivalvos proporcionando valor añadido al producto y repercutiendo en el incremento de la competitividad del sector marisquero, tanto de la cofradía de Cedeira como de las del resto de la zona de Ortegal.

Mejor proyecto de creación de empleo:

“Albergue Estela do Mar”. Estela do Mar Sociedad Cooperativa Gallega. (GALP Ría de Vigo-A Guarda).

El albergue está promovido por una cooperativa formada por cuatro personas con el objetivo de estimular la economía de la zona y reforzar su atractivo ofreciendo alojamiento en pleno centro de Baiona. La entidad promotora colabora con la cofradía local ofertando a los clientes visitas a la lonja y trata de implicar también a los agentes de sectores vinculados al mar en esa promoción. Entre ellos se encuentran la plaza de abastos local, visitas guiadas al Museo de la Navegación o prácticas de deportes náuticos y otras opciones que buscan mejorar la actividad turística y marinera de Baiona.

Mejor proyecto de diversificación:

“Obras de Restauración do Dique da Cabana e a súa contorna”. Ayuntamiento de Ferrol. (GALP Golfo Ártabro Norte).

Este proyecto fue impulsado por el Ayuntamiento de Ferrol para recuperar el dique de mareas de la Cabaña, una obra única de ingeniería hidráulica del siglo XIX. En la actualidad representa uno de los pocos ejemplos que existen de diques de marea y, por su singularidad, puede convertirse en un elemento de atracción de turismo marinero al tiempo que posibilita la recuperación de métodos de construcción tradicionales y sostenibles. Esta iniciativa supuso también la creación de un espacio de interpretación de las actividades y las tradiciones marineras y la recuperación del bordo marítimo litoral, mejorando las condiciones medioambientales de la ribera de la ría ferrolana.

Mejor Proyecto de innovación local:

“Planta de produción de aceite de microalgas”. CARBIOTECH SLU (GALP Costa da Morte).

Esta iniciativa implica la creación de una empresa de producción de aceite a partir de microalgas en el ayuntamiento de Carballo. Mediante la obtención de un concentrado vegetal marino con alto contenido en DHA (Omega 3) y con el empleo de una tecnología innovadora, ese aceite podrá comercializarse como ingrediente en la fabricación de productos nutracéuticos y como materia prima para alimentos en los que sea necesario un enriquecimiento con DHA, que actualmente se obtiene principalmente del pescado.

Mejor proyecto de economía circular:

“Produción de mallas protectoras biodegradables para o cultivo de mexillón”. Ecoplas Barbanza SL (GALP Ría de Arousa).

El proyecto promovido por Ecoplas Barbanza SL consiste en la fabricación de un sistema de protección para las cuerdas de mejillón con polímeros biodegradables y compostables que protegen el molusco de la acción depredadora de los pescados. Estas medidas de protección ya se emplean con éxito en otros países pero esta iniciativa incorpora los polímeros biodegradables y compostables para hacer que el sistema sea totalmente compatible con el sistema de producción del mejillón gallego buscando la protección del medio ambiente. Con el empleo de estos nuevos elementos en la fabricación de las cuerdas también se potencia el sello de mejillón ecológico al cumplir con la normativa del Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia.