Los alcaldes socialistas exigen a la Xunta un modelo de financiación comparable a los de la Diputación y el Gobierno de España

El PSdeG-PSOE juntó en Vilagarcía a las/los 22 alcaldesas y alcaldes de la provincia, así como a las tenencias de alcaldía donde ostenta responsabilidades de gobierno, para exigirle a la Xunta de Galicia un cambio de modelo en las relaciones interadministrativas con el municipalismo. Un pacto local que comenzaría por la completa reformulación del fracasado Fondo de Cooperación Local.

El poder municipal socialista, con el alcalde de Vilagarcía Alberto Varela como anfitrión, criticó que los Presupuestos de la Xunta para 2020 traigan “cero inversiones para los ayuntamientos gobernados por los socialistas” y congelaran el Fondo de Cooperación Local base (la única partida reservada a los ayuntamientos que se reparte objetivamente en función de la población, envejecimiento, dispersión y extensión) en 112,9 millones de euros. Mientras tanto, añadió, la Xunta incrementa hasta los 266,1 millones de euros el cajón para repartir fondos autonómicos por convenios y subvenciones oscuras.

“Por cada euro que la Xunta de Galicia transfiere objetivamente a los ayuntamientos hay otros 2,5 que se reparten discrecionalmente y eso no puede ser”, denunció Alberto Varela, quien reclamó un Fondo de Cooperación más transparente y con mucha mayor dotación, “un instrumento que sea comparable a lo que en la Diputación se llama Plan Concellos”.

En la reunión del poder municipal socialista (que gobierna sobre dos terceras partes de los habitantes de esta provincia) se acordó reclamar de la Xunta de Galicia la aprobación de una ley específica para regular el Fondo de Cooperación Local, así como el fin de las subvenciones y convenios discrecionales.

Se explicó que la Diputación de Pontevedra transfiere un 30% de sus Presupuestos totales a los ayuntamientos de la provincia en base a instrumentos reglados y con reparto objetivo. Por el contrario, la Xunta sólo dedica un 2,3% de su recaudación tributaria al Fondo de Cooperación Local, lo que supone un 0,1% del Presupuesto autonómico total.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y alcalde de Vigo, Abel Caballero, acercó el dato de que el Estado transfiere a los 61 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, en base a la participación local en los tributos estatales, 208 millones de euros. Y el Gobierno en funciones acaba de aprobar un incremento de un 7% en concepto de anticipos a cuenta. Una cifra que contrasta, y mucho, con los 112,9 millones que la Xunta transfiere a los ayuntamientos de toda Galicia con el FCL.

Alberto Varela lamentó la discriminación constante de la Xunta e ironizó recordando que el presidente Núñez Feijoo visitó Vilagarcía hace unos días. “Estuvo en la Plaza de Abastos y espero que, por lo menos, haya comprado algo porque sería la única inversión que dejaría en esta ciudad”.

Varela Paz destacó también la importancia de las Elecciones Generales del próximo 10 de noviembre y deseó que el PSOE tenga “un gran resultado”, para lo cual, recalcó, es necesario contar con el respaldo “de los ciudadanos que no se dejan engañar”.

El PSdeG-PSOE gobierna con mayoría absoluta en Vilagarcía, Vigo, Ponte Caldelas, Cuntis, O Grove, Tui, Nigrán, Gondomar, Fornelos de Montes, A Illa y Silleda. En base a pactos, como fuerza más votada, en Vilaboa, Caldas de Reis y Baiona. Y, finalmente, también consiguió gracias a su capacidad de diálogo, las alcaldías de A Cañiza, Redondela, O Porriño, Forcarei, A Guardia, Meis y Cambados. Un poder municipal que se complementa con el Gobierno de la Diputación Provincial, donde ostenta 13 de los 27 diputadas/os posibles. David Regades invitó a la reunión de alcaldes a Alberto García “porque sólo un pacto contra natura privó al vecindario de Catoira del alcalde que la gente votó mayoritariamente en las urnas”. Junto con ellos estuvieron también las/los tenientes de alcalde de Pontevedra, Poio, Ponteareas Vila de Cruces, Moaña y Cangas, ayuntamientos en los que el PSdeG-PSOE ostenta tenencias de alcaldía y hizo posible gobiernos de progreso.

Anuncios