La CIG fuerza una reunión con el conselleiro de Sanidad tras cerrarse en las dependencias del SERGAS

Delegados/as de la CIG en el comité de POVISA y miembros de la CIG-Salud realizaron un cierre esta mañana en la Consellaría de Sanidade, en San Lázaro, para forzar una reunión con el conselleiro ante el proceso de compra del centro hospitalario por parte de la aseguradora estadounidense Centere y para reclamar la gestión pública de un recurso asistencial vital para el área sanitaria de Vigo.

La medida de presión se levantó por vuelta de la una de la tarde, después de mantenerse una tensa reunión con el Gerente del SERGAS, quien se comprometió a fijar esta semana una fecha de reunión con el conselleiro en un plazo máximo de 15 días. La secretaria nacional de la CIG-Saúde, María Xosé Abuín, criticó la pasividad que está mostrando el Gobierno gallego ante el proceso de venta de POVISA, a pesar de la repercusión que la actividad de este hospital tiene en toda el área sanitaria de Vigo. Por eso, denunció que no se había concretado ya hoy la fecha del encuentro y advirtió que “esperamos que el conselleiro cumpla con el compromiso que nos acaba de transmitir el Gerente, porque de lo contrario tendremos que incrementar las medidas de presión”.

María Xesús Neira, portavoz del comité de empresa, lamentó que a pesar de tener solicitada la reunión desde el pasado 8 de octubre “y de venir a concentrarnos aquí hace diez días, finalmente tuviésemos que hacer hoy esta acción para lograr una respuesta”. Neira destacó que Vázquez Almuíña es el máximo responsable de Sanidad “y no puede inhibirse ante un tema tan grave. Queremos transmitirle todos los problemas que tenemos, todo lo que supone la venta y como le va a afectar a los/las usuarios/as y a las/los trabajadoras/es”.

Un hospital que atiende a más de 135.000 personas

En esta línea, María Xosé Abuín también criticó que el Gerente del SERGAS pusiera como excusa para no recibir la CIG que tienen que trasladar conjuntamente la información al resto de sindicatos, a pesar de ser la CIG la única central que demandó este encuentro. “Queremos saber con claridad que va a pasar con la compra por parte de esa multinacional de un centro que atiende a más de 137.000 personas y que tiene repercusión sobre el desarrollo del resto del área sanitaria de Vigo”, urgió.

Sobre este punto, Neira reiteró el rechazo de la venta del hospital a Ribera Salud, “atrás de la que está la multinacional Centene, que sabemos que lo único que viene a hacer es negocio con la sanidad. Por eso, reclamamos que POVISA sea absorbido por el SERGAS, ya que hay fórmulas legales para hacerlo, y que la sanidad se preste 100% desde lo público”.

La portavoz del comité recordó que POVISA entra dentro de la red sanitaria pública del área sur de Pontevedra, atiende a 137.000 personas y tiene 1.400 trabajadores/as, “por lo que es deber de la Consellaría de Sanidade y de la Xunta impedir esta venta a precio de ganga”. A este respecto se preguntó qué ha cambiado desde el año 2011, cuando la dirección presentó un ERE porque no se renovaba el concierto con el SERGAS “y Feijoo salió haciendo unas declaraciones en las que decía que no estaba de acuerdo con la venta a Ribera Salud. ¿Qué fue lo que cambió en este tiempo para que ahora sí le parezca bien esta compra?”.

Llamamiento a participar en la manifestación de este jueves

Para el secretario comarcal de la CIG-Salud de Vigo, Manuel González Moreira, la situación es de tal gravedad que exige una respuesta inmediata por parte de la Administración, “que tiene que garantizar la asistencia sanitaria, porque no tenemos en este área un recurso sanitario público alternativo”, algo que, advirtió, deja la Centene “en una situación de poder para negociar lo que quiera”. De ahí que hiciese un llamamiento a la ciudadanía a tomar consciencia de la gravedad de la situación y a participar masivamente en la manifestación convocada para este jueves, 24 de octubre, con salida a las 20 horas, desde la Plaza de los Caballos.

“No estamos sólo ante un cambio de accionariado, aquí hay un cambio de modelo con la entrada de una empresa que tiene unos antecedentes de problemas generados en otras comunidades. La ciudadanía no puede quedar parada, tenemos que dar respuesta y decirle a la Consellaría que no puede permitir la venta de POVISA por 24 millones de euros”, advirtió. En esta línea, González Moreira destacó que esto supone una amenaza, “pero también una oportunidad de recuperar la gestión de este centro desde lo público y gestionar el área sanitaria sin la rémora que supone POVISA. La Consellaría tiene que tomar la decisión política de comprar POVISA, gestionarlo desde lo público y hacer una remodelación del conjunto del área sanitaria”, concluyó.

2019-10-22 - 19-10-22 Peche povisa sergas

Anuncios