Nigrán inicia la instalación de desfibriladores en los colegios públicos del municipio

El Ayuntamiento de Nigrán inició esta semana la instalación de desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) en todos los colegios públicos de la localidad, convirtiéndose así en uno de los municipios de Galicia y de España más cardioprotegidos. Estos aparatos para la Escuela Infantil A Galiña Azul, CEIP Carlos Casares (Vilariño), Cruz (Camos), Mallón, Humberto Juanes (Nigrán), EI As Dunas se suman a los cuatro adquiridos recientemente para la Policía Local y la Casa Consistorial, otros tres para los espacios deportivos municipales (Pabellón, Condomínguez y campo de Vilariño) y al alquiler de tres para los puestos de socorrismo de las playas en verano. En total, una inversión de cerca de 25.000 € que pueden significar la diferencia entre salvar una vida o la posibilidad de reducir la gravedad de las lesiones. «Aunque la medida no es obligatoria, la consideramos crucial porque en caso de infarto el rápido acceso al desfibrilador puede ser la diferencia entre vivir o no. Queremos que Nigrán sea un territorio cardioprotegido preparado para salvar vidas ante paradas cardiorrespiratorias», subraya el alcalde, Juan González.

La compra de todos los DESA se completó con la realización previa del personal de cada centro de un curso específico para su manejo. Hace falta señalar que menos de un 5% de los colegios de toda España cuentan con DESA, siendo sólo obligatorio en la comunidad de Madrid, por lo que Nigrán se sitúa en la vanguardia poniendo en práctica todas las recomendaciones sanitarias al respecto. El objetivo del gobierno de Nigrán es que, en caso de parada cardíaca, el personal de los centros pueda actuar incluso antes de que lleguen las urgencias sanitarias y garantizar la vida de la persona y, si es necesario, restablecer el ritmo cardíaco a través de una descarga eléctrica.

Precisamente bajo esta misma premisa, la Policía Local de Nigrán es desde el año pasado una de las primeras de Galicia en contar con estos aparatos y pionera en la comarca. «La Policía Local está en la calle las 24 horas y muchas veces es la primera en llegar a los lugares donde se registra algún incidente”, indica González. El DESA es muy eficaz para la mayor parte de los llamados paros cardíacos, que en gran porcentaje son debidos a que el corazón fibrila y su ritmo no es el acomodando, logrando estos equipos restablecerlo. Su efectividad es máxima en el momento inicial, por lo que es especialmente recomendable disponer de desfibriladores en lugares muy concurridos, como es el caso de las playas, o donde se practica deporte. Una actuación rápida, además de salvar vidas, reduce el riesgo de lesión cerebral o problemas de hemiplexia, déficit de memoria, de habla o de movilidad de manera temporal o incluso irreversible. De hecho, cada minuto que pasa tras una parada cardíaca se pierde el 10% de posibilidades de sobrevivir si nadie ayuda.

Anuncios