La Guardia Civil detuvo en 2018 a 160 “procesados rebeldes” en la provincia de Pontevedra

La Guardia Civil localizó durante la pasada semana a cuatro personas que fueron detenidas, al estar reclamadas por distintas autoridades judiciales.

La primera de las detenciones se llevó a cabo la pasada semana por efectivos del Puesto de la Guardia Civil de O Grove, donde fue localizado J.C.F., de 48 años, en virtud de una orden de ingreso en prisión dimanante del Juzgado de lo Penal núm. 4 de Pontevedra.

Al día siguiente se detuvo en Moaña a T.M.B., vecino de León, de 47 años, que fue presentado en el Juzgado de Instrucción de guardia de Cangas, sobre el que recaía una orden judicial de búsqueda, detención y presentación, del Juzgado de Instrucción núm. 3 de Valladolid.

El pasado viernes, día 11, se practicaron dos nuevas detenciones: en Mos, C.F.D.C.M., de 49 años, que está reclamado por uno de los juzgados de Ponteareas y en O Porriño, A.T.F., de 18 años, requisitoriado por el Juzgado de Instrucción núm. 1 de la misma localidad.

Entre los cometidos habituales de la Guardia Civil figuran los de mantener y restablecer el orden público, prevenir y evitar la comisión de delitos y detener a delincuentes y personas requisitoriadas, es decir a los “procesados rebeldes” sobre los que haya dictada una orden judicial de búsqueda, localización y detención, ya sea para ser presentados ante la autoridad que los reclama, o para que ingresen en prisión.

A lo largo del pasado año la Guardia Civil ha localizado y detenido a 160 “procesados rebeldes” en la provincia de Pontevedra. Ponteareas con 15 detenidos, Poio con 13 y Sanxenxo con 12, fueron los municipios donde se registraron el mayor número de actuaciones.

Anuncios