La red vial provincial precisó de medio millar de actuaciones de emergencia en el 2018

Las brigadas de conservación y mantenimiento de la movilidad en la red de carreteras provinciales realizaron a lo largo del año 2018 un total de 478 actuaciones de emergencia, una cifra más baja que la de los tres anteriores ejercicios debido a la reducción de los incidentes por causas climatológicas. Las borrascas, de menor intensidad, crearon menos complicaciones y no fue preciso hacer tantas salidas por asolagamientos, retirada de árboles, nevadas o inundaciones lo que motivó, según confirmó el diputado responsable del departamento de Movilidad, Uxío Benítez, que las actuaciones por accidentes de tráfico habían vuelto a ser las más numerosas.

Las actuaciones de emergencia de las brigadas de mantenimiento de la movilidad de las carreteras provinciales, recuerda Benítez, son la respuesta a los avisos llegados a través de la Unidad de Control y Vigilancia de la Diputación, que recibe y organiza las llamadas del 112, gobiernos locales y otros servicios de emergencia de toda la provincia durante las 24 horas del día, 365 días. Con datos a 31 de diciembre los incidentes más habituales fueron el soporte y atención en accidentes de tráfico, para señalizar el suceso, retirar elementos de la calzada y baldear la vía en caso de que se hayan derramado líquidos (162); las retiradas de ramas y árboles en las calzadas (108 frente a las 201 del 2017); la señalización y actuaciones por desprendimientos de taludes con tierra y piedras (48); la recogida de animales sueltos (45); baches (31); asolagamientos (24); así como salidas por nevadas o hielo (16 frente a las 49 de 2017); y otras actuaciones variadas (semáforos sin funcionamiento, retirada de tapas de saneamiento, postes caídos, retirada de metales…).

Por meses del año, la mínima de actuaciones de emergencia de las brigadas se registró en el mes de septiembre, con 16 y la máxima en el mes de noviembre con 81, siendo la del invierno y la primavera las estaciones que acumularon más actividad. Así, en el mes de enero se alcanzaron 47 actuaciones motivadas principalmente por la borrasca ‘David’; 39 en el mes de febrero –cuando apareció el temporal Emma-; otras 66 en el mes de marzo coincidiendo con las borrascas Félix, Gisele, y Hugo; 47 en el mes de septiembre y las mencionadas 81 de noviembre, cuando se registraron importantes vientos y lluvia por las borrascas Adrián, Beatriz y Carlos, que hicieron que las nueve brigadas estuvieran a pleno rendimiento.

Zonas de la provincia

La zona Centro de la provincia, formada por las vías de los ayuntamientos de Barro, Bueu, Caldas de Reis, Cambados, Campo Lameiro, Cangas, Cotobade, Cuntis, Catoira, O Grove, Illa de Arousa, Marín, Meaño, Meis, Moaña, Moraña, Pontecesures, Pontevedra, Portas, Poio, Ribadumia, Sanxenxo, Valga, Vilaboa, Vilagarcía de Arousa y Vilanova, estando atendida por tres brigadas con base en Pontevedra, registró 185 actuaciones de emergencia, siendo los municipios de Caldas, Moaña, Barro y Pontevedra los que más medios precisaron.

La zona Norte de la provincia, a la que dan servicio tres brigadas de los parques de Codeseda y Lalín, está formada por los ayuntamientos de Cerdedo, Dozón, A Estrada, Forcarei, Agolada, Lalín, Rodeiro, Silleda y Vila de Cruces y llegó a 87 actuaciones. El municipio de A Estrada fue el que acumuló el mayor número de intervenciones de toda la provincia, con 38 emergencias, ya que se trata también de uno de los municipios con más kilómetros de vías provinciales .

Finalmente, dos brigadas de la zona Sur atienden la mayor extensión del territorio en los ayuntamientos de Arbo, A Cañiza, Covelo, Creciente, Fornelos de Montes, Gondomar, A Guarda, A Lama, Mondariz, Mondariz Balneario, Porriño, Ponteareas, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra, Soutomaior, Redondela, Tomiño, Tui, Vigo, Ponte Caldelas, As Neves, Oia, Nigrán, Baiona, Pazos de Borbén y Mos. En estas vías se actuó también en 206 casos desde las bases de Gondomar y Ponteareas.

Los ayuntamientos en los que menos incidentes se detectaron en 2018 fueron Cambados (2 emergencias), Poio (1), Portas (2), Dozón (1), Mos (2), O Rosal (1) y Oia (1). No se recibieron avisos de los ayuntamientos de Pontecesures, Vilagarcía, Agolada, Creciente, Salceda y A Guarda, en muchos de los casos por el escaso número de carreteras provinciales en su territorio.

Atención 24 horas

Según recuerda el diputado Uxío Benítez, el sistema de emergencias en las carreteras provinciales funciona 24 horas al día 365 días al año siguiendo un protocolo automatizado que permite una rápida respuesta. Las alertas por problemas que no permiten adecuadamente la circulación de personas o vehículos en las carreteras provinciales llegan al servicio de Vigilancia de la Diputación tanto a través de la Policía Local del ayuntamiento afectado, de la Guardia Civil, de alcaldes, concejales o de cualquier vecino, así como también del servicio 112 -que activa un protocolo de actuación propio.

El servicio de Vigilancia la Diputación se encarga de recoger el nombre de la carretera en la que se produce el incidente, punto kilométrico y causa y lo transmite a la brigada más próxima de las nueve existentes. Siempre hay brigadas en cada uno de los centros operativos dispuestas a salir y en caso de que haya alguna alerta (mal tiempo, fuegos…) se mantiene otra brigada en retén y las demás en guardia localizada.

Anuncios