¿Por qué era necesario regular dentro de la legalidad las concesiones administrativas de la Plaza?

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR // Un dos postos da Praza de Abastos.

10 razones y 4 aclaraciones del ex concejal de Comercio, Xosé Antón Araúxo.

1.- Porque hace muchos años que arrastran una situación de precariedad, vacíos legales e irregularidades en las transmisiones que era preciso solucionar con urgencia.

2.- Porque queremos que Gondomar sea un ayuntamiento transparente y que no esté nos medios de comunicación por ilegalidades, ni urbanísticas, ni en las concesiones administrativas fraudulentas, donde se respeten los derechos y los deberes de todos los ciudadanos.

3.- Porque con unos placeros en posesión de concesiones administrativas amparadas por ley, y a largo plazo, los concesionarios pueden planificar con seguridad sus puestos, las campañas y los proyectos, etc.

4.- Porque la legalidad abre las puertas al acceso de subvenciones públicas para la mejora de los servicios y de las instalaciones, de las ofertas, etc. Cuantos más puestos, y cuanto más diversificada esté la oferta en la plaza, más posibilidades tenemos de conseguir subvenciones, sobre todo ayudas europeas.

5.- Porque podemos hacer concesiones sustentadas en la legalidad, y al tiempo primar en la puntuación a los actuales placeros en los procesos por su experiencia, por la antigüedad, etc., de manera que tengan ventaja en la adjudicación. En el proceso que paralizó ilegalmente el alcalde, sí les otorgaba a los placeros la máxima puntuación permitida, según el criterio de la secretaría municipal.

6.- Porque había un informe jurídico de la Universidad de Coruña, que presentamos en el Ayuntamiento de Gondomar, en el que se indicaba que no eran posibles los apaños, arbitrariedades o caciqueos que se estaban impulsando desde la Alcaldía.

7.- Porque un buen gobernante y justo, tiene que apoyar a todos los ciudadanos en sus iniciativas. A los placeros con antigüedad, y a los que querían acercar nuevas iniciativas. El Concejal Xosé Antonio Arauxo, estaba a 24 horas de conseguir que todo el mundo tuviera en concesión su puesto en la plaza de la abastos. Los que ya estaban y los que se incorporaban.

8.- Porque los gobernantes están para resolver problemas no para crearlos. Donde había una solución, el alcalde creó un problema para placeros, para el ayuntamiento y para las finanzas municipales. En la sentencia el Juez no entiende la razón por la que el alcalde salió de un proceso de concurrencia ya iniciado, y a punto, de ser resuelto satisfactoriamente.

9.- Porque según la Ley los mercados municipales, son bienes de servicio público destinados directamente al cumplimiento de fines públicos a cargo de las Autoridades Locales y, por lo tanto, bienes de dominio público (artículos 263 y 265 de la Ley 5/1997 de la Administración Local de Galicia, que reproducen el contenido de los artículos 2 y 4 del Real Decreto 1372/1986, de 13 de junio, por lo que se aprueba el Reglamento de bienes de entidades locales). En esta última regulación mencionada (artículo 79 y ss) se regula el uso de bienes de dominio público.

Asimismo, este proceso tenía que encajarse en el artículo 93.1 de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas, que subraya que la concesión de concesiones en activos de dominio público se realizarán por concurrencia.

10.- Porque en Gondomar tenemos un Reglamento de la Plaza de Abastos, publicado en el BOP Pontevedra el 7.3.2013 que dice:

– Art. 1: “La utilización por parte de las y de los particulares de las plazas de abastos, como bienes de servicio público, solo será posible bajo la forma de concesiones administrativas. La adjudicación de puestos de venta tendrá carácter de concesión administrativa y quien tiene la titularidad no adquirirá la propiedad sino un derecho real de ocupación”.

Cuatro precisiones aclaratorias contra de infundios

1. Lo que hizo el Sr. Ferreira fue una autorización o adjudicación directa no una prorroga tal como afirma la sentencia Nº262/2018 de la sala del contencioso/administrativo N. 1 de VIGO. Así lo dice el magistrado, así lo dice el reglamento de la Plaza de Gondomar, que explícita que se otorgarán nuevos títulos.

2. Si el Sr. Ferreira no paralizara arbitrariamente el concurso de licitación de los puestos de venta en la plaza de abastos, todos los placeros tendrían en propiedad a concesión por quince años desde hace nueve meses. El culpable de que esto no sea así es el alcalde. La falsedad de que MM quiere desafiuzar a los placeros, decae por el peso de los hechos y de las sentencias. La solución es fácil, se continúa el proceso iniciado por el concejal Xose Antón Arauxo, tal como le indicó el juez, en un solo día habrá resuelto el problema que él mismo creó y todos adjudicatarios tendrán estabilidad y seguridad jurídica durante 10 años prorrogables hasta 25. Y los vecinos de Gondomar tendremos una plaza en regla.

3. No es MM quien le dice que actuó fuera de la ley, son los magistrados en dos sentencias judiciales.

4. El Reglamento de la Plaza de abastos fue publicado en el BOP el 7 de marzo de 2013, en la mientras que Antonio Araúxo fue alcalde entre los años 2007-2009.

Xosé Antón Araúxo Rodríguez 
Concejal de MM, y ex concejal de Comercio