Ferreira exige a Serviocio la devolución de los recibos cobrados en septiembre

Ante las numerosas quejas y reclamaciones de los usuarios de la piscina mancomunada de A Ramallosa, que este lunes mostraron su malestar por la reapertura de las instalaciones con las salas del gimnasio prácticamente vacías y se anuncie el cobro de la cuota mensual por un servicio que no se está prestando, el alcalde de Gondomar y presidente de la Mancomunidad del Val Miñor, Paco Ferreira, anunció que exigirá a la concesionaria, Serviocio Cultura, Deporte y Recreaciones SL, la devolución de los recibos cobrados en septiembre y no cobrar a aquellos que todavía no lo han abonado, “mientras las instalaciones no estén en perfectas condiciones para ser usadas”.

Así mismo, Ferreira recuerda que debe presentar un plan de limpieza, salubridad y seguridad de las instalaciones, así como un cronograma detallado de las actividades existentes y futuras, los contratos laborales de los trabajadores, etc., además de acometer la reparación de desperfectos, mandando un mensaje de tranquilidad a los usuarios y al personal de la piscina, “garantiéndole el máximo control sobre la concesionaria”.

Según anunció la empresa, las obras acometidas durante el mes de agosto, por valor de 260.000 euros, se han centrado en el acondicionamiento de vestuarios, limpieza de vaso y tratamiento de suelos antideslizantes en la playa de la piscina, mejoras informáticas, con acceso a wifi a todos los usuarios, mejora del sistema de renovación de aires, lavado y pintado de sus espacios comunes y una renovación importante de su material didáctico y máquinas Cardiovasculares y de Fitness en general. Otro de los elementos tecnológicos que se implantan es la utilización de la APP de Serviocio, en la que los usuarios podrán visualizar en sus teléfonos las rutinas de entrenamientos, horarios y demás actividades.

Sin embargo, los usuarios y usuarias denuncian que, tal y como pudieron comprobar, en los vestuarios sólo se parchearon las grietas y desconchados, siguen existiendo marcos de puertas desconchados o finales de carpintería mediante cinta adhesiva.

Anuncios