Indignación por la deficiente apertura de la piscina mancomunada de A Ramallosa

Las salas del gimnasio casi que sin aparatos de gimnasia, sólo las que se emplearon para la foto de prensa con los alcaldes, el personal de la piscina teniendo que excusarse y los usuarios y usuarias volviendo a los vestuarios a cambiarse por no poder realizar sus ejercicios diarios. Así comienza la renovada gestión de la piscina mancomunada en el Val Miñor.

Si bien la piscina está operativa desde la reapertura, las áreas de gimnasio y otras actividades quedan con un desolador panorama. Muchos de los usuarios no sólo manifestaron sus quejas al personal sino que hicieron ver su malestar porque se abra en esas condiciones y se anuncie el cobro de la cuota mensual por un servicio que no se está prestando. El personal comunicó a los usuarios y usuarias que se cuenta con que en el próximo fin de semana lleguen los equipos que faltan, algo que no se advirtió en la comunicación de reapertura que emitió la concesionaria.

El Bloque Nacionalista Galego reclamará explicaciones y responsabilidades, después de que en la última junta de la mancomunidad el presidente y alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, advirtiera que se realizaría una supervisión de los trabajos de acondicionamiento de la instalación y anima a todos los usuarios y usuarias a que presenten reclamaciones y soliciten el no cobro de la cuota mensual por no prestarse los servicios contratados. Pero no sólo faltan equipos, se anunció una inversión de 260.000 € pero puede comprobarse que en los vestuarios sólo se parchearon las grietas y desconchados, siguen existiendo marcos de puertas desconchados o finales de carpintería mediante cinta adhesiva.

“A pesar de las múltiples advertencias del BNG esta adjudicación nació deficiente y ahora lo van a pagar los usuarios y usuarias y el personal de la piscina. Incluso rondó la posibilidad de un ERE al personal, algo que podría haberse evitado de haberse aceptado el condicionante de la calidad en la contratación que propusimos”, comenta Xosé M. Marcote, portavoz del BNG en la Junta de la Mancomunidad.