El PP critica “el nulo apoyo a las oficinas de turismo” por parte de la Diputación

A un día de que acabe el mes de agosto, el Partido Popular denunció esta mañana en Baiona que la mayor parte de las oficinas de turismo de la provincia que recientemente se adhirieron a la red del Patronato Rías Baixas finalizan el verano sin recibir el personal de refuerzo comprometido por la Diputación de Pontevedra. Este es el caso de la oficina de turismo de Baiona, pero también de otros ayuntamientos como A Guarda, O Grove, A Estrada, A Illa, Bueu o Catoira. Así lo explicaron los diputados provinciales Elena Muñoz y Santiago Rodríguez, y el alcalde de Baiona, Ángel Rodal, que lamentaron la “situación caótica e incluso extrema” que están sufriendo.

Rodal recordó que entre los beneficios de unirse la esta red, se ofrecían mejoras en la calidad y en las estadísticas, en la promoción del destino, pero también se incluía la contratación de una persona de apoyo para la oficina de información turística. “Nos adherimos al convenio pero la Diputación incumplió, a 30 de agosto esa persona de refuerzo no llegó”. El alcalde popular critica que al principio ofrecían “personal por un año, después redujeron el contrato a los meses de agosto y septiembre, y finalmente contaremos con él los últimos quince días de septiembre o ni siquiera eso, porque estamos a 30 de agosto y ahora los dicen que el ayuntamiento tiene que hacer directamente la contratación”.

Para la diputada provincial y portavoz del grupo, Elena Muñoz, esta situación “es extraordinariamente importante”, ya que “el turismo es fundamental para la provincia y para ayuntamientos como el de Baiona, y es preciso que todas las administraciones, incluida la Diputación de Pontevedra, lo apoyen”.

La popular criticó la nula gestión del Gobierno de Carmela Silva, a la que acusa de intentar ponerse continuamente medallas con los datos turísticos de la provincia, cuando estos datos son mérito del sector y de los propios ayuntamientos y a pesar de la Diputación y de su Gobierno. “Estamos acostumbrados a ver cómo cada poco tiempo Carmela Silva hace ruedas de prensa para presumir de los datos turísticos de la provincia, cuando esos datos buenos no son gracias al apoyo de la Diputación ni a las medidas que ponen sobre la mesa, sino que son a pesar de la Diputación de Pontevedra, de su gobierno y de su presidenta”.

En esta línea, dijo que el ejemplo de Baiona ponen de manifiesto “el nulo apoyo a las oficinas de turismo, que este verano vivieron una situación de caos por la falta de planificación de esta Diputación que no hace más que improvisar”. El resultado, añadió, “es que estamos hablando el 30 de agosto y la mayoría de las oficinas de turismo de la provincia, algunas tan importantes como Baiona, O Grove, A Illa, Bueu o A Guarda, continúan sin personal de la Diputación de Pontevedra o, por ejemplo, en el caso de Sanxenxo, el refuerzo llegó tarde, a mediados de este mismo mes”.

“La nula capacidad de gestión de la Diputación provocó que los ayuntamientos tienen que tirar de los funcionarios y pedirle uno sobre esfuerzo, como en el caso de Baiona, porque la ayuda de la Diputación ni está ni se le espera”. Por eso, destacó que “hay otra manera de organizar las cosas, el turismo es mucho más que intentar ponerse medallas con unos datos de turismo y con un trabajo que hacen otros”.

PIDEN REUNIÓN CON LOS ALCALDES Y CON EL SECTOR

Por todo esto, el PP considera que es fundamental aprovechar los últimos meses de este año para hacer un análisis serio y realista de la gestión de la Diputación en materia turística y hacerlo con el propio sector y con los ayuntamientos, y escuchar todas las aportaciones que tienen que hacer para mejorar la planificación de cara a la próxima temporada.

Por este motivo, explicó Santiago Rodríguez, el grupo provincial presentará una moción en el próximo pleno de la Diputación, a principios de septiembre, para reclamar que se convoque al sector y a los ayuntamientos a una reunión en el último trimestre del año. “Cuando las cosas funcionan bien, es una pena cambiarlas. Y eso es lo que hizo Carmela Silva, en lugar de mejorar algo que ya había lo que hizo fue empeorarlo, y por consecuencia es el desastre que tuvieron que padecer las oficinas de turismo provinciales este verano”, concluyó.