El alcalde de Nigrán considera que “no es una prioridad” optar a la concesión del Náutico

FOTO: PABLO F. ESTÉVEZ // As instalacións marítimas do porto de Panxón levan en funcionamento desde 1969.

Nigrán Decide, a través de su portavoz, José Cuevas Raposo, solicitará al Concello que estudie la posibilidad de optar a la gestión del Náutico de Panxón, cuya tutela corresponde a Portos de Galicia, para dotar al municipio de un centro social a pie de mar y una escuela de vela municipal.

Se trata de una petición que viene de años atrás y que en 2016 fue llevada a pleno por la agrupación local, aunque finalmente quedó en el tintero. El regidor Juan González, por su parte, mantuvo que en la actualidad esta cuestión no es una prioridad para el municipio, y que aunque se trata de un punto «que se podría estudiar», lo catalogó de utópico. «Por esta regla de tres podríamos optar al complejo deportivo de los Abetos y también Ureca, pero no es factible», explicó.

Cuevas mantiene que este es un buen momento para retomar la proposición, presentada por registro esta semana, al encontrarse en trámites de una nueva adjudicación, además advirtió que la nueva ley de Portos modificó los periodos de explotación máximos pasando de 30 a 50 años. «Sería fundamental tomar cartas en el asunto ya que nos exponemos a una nueva privatización de las instalaciones que se podría extender durante otro medio siglo», mantuvo. Lo que si bien es cierto es que desde la apertura del Náutico, en 1969, tan solo pasaron dos gestoras por el mismo, con lo que es factible que la nueva adjudicación se vuelva a repetir al menos por dos décadas más. Sobre este punto, fuentes de Portos de Galicia matizaron que aunque sí que es cierto que las nuevas concesiones pueden llegar al medio siglo, éstas no se conceden por norma. «Se trata de un tramo de tiempo excepcionalmente largo, y para optar a él los adjudicatarios tendrían que justificar una inversión enorme», aclararon. Con todo, desde el ente público aseguraron que para el de Panxón el periodo se establecería «como mucho en 20 años». Actualmente las instalaciones marítimas tienen rescindida la licencia desde el año 2012 por problemas económicos y tan sólo hay una empresa interesada en su explotación. Fuentes extraoficiales, aunque cercanas al organismo público, aseguraron que los trámites para su adjudicación ya están en marcha con lo que el tiempo correría en contra del Concello. Por otra parte al no existir un régimen de concurrencia, Portos únicamente debería de configurar los pliegos con los interesados, previos a la firma del contrato.

Con todo habría que diferenciar entre la zona de ocio, social y deportiva con la dedicada exclusivamente a explotación hostelera, ya que los pliegos actuales reconocen a esta última como un centro social sin ánimo de lucro. «Habría que tramitar una concesión especial para ello ya que originalmente no lo contempla», explicaron desde el organismo dependiente de la Xunta.

Anuncios