Millares de personas vuelven a la calle en defensa de la sanidad pública del área de Vigo

FOTO: CIG // Manifestación en defensa da sanidade pública na área de Vigo.

Por unos servicios sanitarios 100% públicos y con los profesionales necesarios/as en los hospitales y en la atención primaria. Estas fueron las principales reivindicaciones bajo las que este jueves se celebró una nueva manifestación en Vigo convocada por la junta de personal del Sergas y en la que varios millares de personas rechazaron la discriminación que padece el área sanitaria. La marcha, que arrancó desde Vía Norte a las 20:00 horas, finalizó en la Puerta del Sol con la lectura de un manifiesto a cargo de una paciente de la sanidad pública.

En el texto, la representación de los trabajadores/as de la sanidad pública viguesa argumenta que es posible “rescatar” la sanidad pública y reclama unos servicios sanitarios 100% públicos y con los profesionales necesarios/as, tanto en los hospitales como en la atención primaria. “No podemos consentir la masificación en la atención primaria, por lo que solicitamos que se construyan los centros de salud necesarios y que se doten del personal suficiente para que puedan trabajar con dignidad y atender a las personas que acuden a ellos con la calidad y el respeto que merecen”.

Según denuncian, la situación es de tal gravedad que las y los médicos de familia y pediatras de atención primaria del área sanitaria de Vigo han denunciado delante de la Gerencia que asisten con preocupación al deterioro de la atención sanitaria que se presta en los últimos años en el primero nivel asistencial. “E indican que esta situación se agravó particularmente coincidiendo con la apertura del hospital Álvaro Cunqueiro”.

Recuerdan que en el área sanitaria viguesa los pacientes están a la espera de consultas presenciales de especialidades hospitalarias entre varios meses y un año y medio. “Esperas que se realizan en buzón sin fecha y mismo con citas pendientes sin figurar en ningún registro”.

Plan para frenar las listas de espera

Esta situación se ve agravada con la eliminación de las citas urgentes y preferentes para los especialistas del hospital. “Esto hace que los médicos de familia tengan que derivar las urgencias hospitalarias a todos aquellos pacientes que no puedan esperar tanto tiempo”.

Junto a esto, critican que los médicos de familia que tienen que mandar a un paciente a las consultas de los especialistas del hospital tienen que hacerlo mediante teleconsultas, “convirtiendo esta tecnología, que podría ser una ayuda bien utilizada, en una verdadera barrera de acceso a estas consultas”.

Esta situación provoca que ni en los centros de salud ni en los Puntos de Atención Continuada (PACs) se pueda dar la atención sanitaria que merece la ciudadanía, a pesar de los enormes esfuerzos de las y de los profesionales. En este sentido, señalan que las y los profesionales de los PACs están estos días “en pie de guerra” defendiendo unas condiciones de trabajo dignas y con los recursos necesarios. “Tampoco podemos consentir las intolerables listas de espera actuales, tanto las quirúrgicas como para realizar pruebas diagnósticas o consultas en el hospital”.

Delante de esto, exigen de la Gerencia de la EOXI de Vigo una verdadera apuesta por un plan para frenar las listas de espera, “y esto sólo se puede hacer incrementando la actividad actual, aprovechando el 100% de los recursos durante todos los días del año, e incrementando aquellos que ya está demostrado que son insuficientes”.

No al cierre de camas

Sostienen que esto sólo será posible si la Gerencia renuncia a las prácticas habituales de cerrar camas en determinados períodos del año para no tener que contratar personal de las listas de contratación. “Esos períodos en los que disminuye la actividad deberían ser aprovechados para acortar esas listas de espera; y si mejoramos la capacidad de la Atención Primaria y recortamos las listas de espera tendremos alguna posibilidad de finalizar con los colapsos en las urgencias; no puede ser que tengamos un hospital nuevo, que tiene que durar más de 50 años, que en sus primeros años ya no tenga capacidad para atender las urgencias”, censuran.

En su opinión, los colapsos en las urgencias son en realidad un síntoma de los colapsos en la sanidad pública. “Y este colapso de nuestra sanidad pública sólo podremos solucionarlo recuperando la gestión 100% pública del hospital Álvaro Cunqueiro, para poder dotarlo de todos los recursos asistenciales que nos faltan. Y por supuesto, de un aparcamiento público y gratuito”.

Apuestan además por un hospital Meixoeiro “entero”, sin camas cerradas y con servicio de UCI, que permita que puedan ingresar pacientes más complejos y también hacer cirugías más complicadas.

Recortes en el presupuesto sanitario

En el manifiesto también se detalla que desde la llegada al poder de Núñez Feijóo, la Xunta de Galicia recortó el presupuesto sanitario en un 18%, cerró 970 camas, suprimió 513 plazas de personal médico y 1121 de personal no sanitario. En el área de Vigo, con el cierre del General, del Rebullón y del Cíes sólo se ganaron seis camas hospitalarias, “perdiendo tres hospitales públicos a cambio de uno en manos de una empresa privada”.

Por lo tanto, denuncian que estos “drásticos recortes” son los responsables de las listas de espera y de las dificultades de atención tanto en los centros de salud como en los PACs, y también de los colapsos de las urgencias hospitalarias. “Quien colapsó nuestra sanidad pública a principios de año no fue la gripe, fue la política sanitaria puesta en marcha por el PP. Los únicos beneficiarios de esta política fueron las empresas privadas que incrementaron en un 42% la concertación con el Sergas”.

Finalmente, aclaran que “una vez más tenemos que salir a la calle, tenemos que hacer una gran movilización social -que nace de la alianza de la ciudadanía con las trabajadoras/es de la sanidad pública representadas por la junta de personal-, ya que sólo así podremos frenar esta política impulsada por la Xunta, que discrimina nuestra sanidad pública”.