Anuncios
Ticker de novas

La CIG propondrá convocar huelga en el sector de las ambulancias si la Xunta no interviene en el conflicto

FOTO: CIG // Protesta do sector das ambulancias no Álvaro Cunqueiro de Vigo.

La FGAMT-CIG anunció hoy su intención de proponer la convocatoria de huelga en el transporte sanitario, tanto del 061 cómo el no urgente, en caso de que la Xunta continúe sin intervenir en el conflicto laboral abierto para reclamar la negociación del convenio colectivo y rechazar las pretensiones de las patronales del sector de aplicar descuelgues. Desde la central le demandan a la Consellaría de Sanidad que medie para desbloquear las conversaciones y que haga pública la información relativa a las renuncias de las empresas al concurso del 061.

En este contexto, delegados/as sindicales y trabajadores/as del sector se movilizaron hoy por tercera vez en esta semana tras las protestas desarrolladas en Santiago y en A Coruña. El lugar escogido en esta ocasión fue el hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde un nutrido grupo de empleados/as llevó a cabo una concentración primero en la entrada de Hospitalización y luego delante de Urgencias.

Según explica Xesús Pastoriza, responsable del sector de transportes de la CIG, con estas protestas se quiere mostrar el rechazo al bloqueo patronal a la negociación del convenio colectivo, que lleva dos años caducado. Pastoriza puso el acento en la situación compleja del transporte sanitario, ya que en el último concurso público muchas empresas presentaron ofertas a la baja (hubo casos de compañías que llegaron a rebajar hasta un 12% el precio) y “cuando nos sentamos a negociar el convenio, se excusaron en que los concursos no les daban para cubrir los gastos y paralizaron la negociación”.

En Galicia hay alrededor de 1800 trabajadores/as afectados/as “que viven en una situación de intranquilidad e incertidumbre absoluta”, añade Pastoriza, porque además de obstaculizar las negociaciones, “las empresas solicitaron la inaplicación del convenio vigente. En algunos casos, como lo de Ambuibérica, con la brutalidad de pedir un 25% de lance salarial, y si no se acepta este recorte de los salarios, la patronal amenaza con despidos”.

Falta de información sobre las renuncias

Si bien el representante sindical aseveró que hasta ahora los usuarios/as no se vieron afectadas “gracias a la profesionalidad de los trabajadores/as”, también advirtió que, a medio plazo, sí podrían registrarse problemas “porque esto no hay quien lo aguante, se están realizando excesos de jornada de manera continuada, falta personal e incluso muchos servicios no están dotados con los medios materiales que establece el contrato”.

Delante de esta situación, la CIG (que tiene la mayoría de la representación en el sector) demanda la intervención de la Xunta “que se niega a sentarse con nosotros. Resulta increíble que ni el 061, ni el Sergas ni la Consellaría respondan a nuestras solicitudes, cuando es la Administración la que tiene la llave para solucionar esta problemática. Pues no hay que olvidar que fue la Xunta quien permitió que todos esos contratos se hiciesen como se hicieron y que habíamos llegado a esta situación”.

Pastoriza reclamó la apertura inmediata de la mesa de negociación y la intervención de la Administración, “que no puede seguir ignorando a todo un sector y manteniéndolo desinformado”. A este respecto, subrayó que fue la patronal quien comunicó a la representación social la renuncia de seis contratos, que presuntamente la Xunta volverá a licitar. “Pero no sabemos si esto es cierto. Lo que pedimos es que nos confirme si esto es verdad”.

Anuncios