Anuncios
Ticker de novas

El PP de Gondomar denuncia problemas de seguridad en el parque de la Baixa Redonda

El Partido Popular denuncia la dejadez del Ayuntamiento con el parque de la Baixa Redonda, en el barrio de Fontán en Mañufe, detrás del Froiz. En este entorno de la urbanización de la Baixa Redonda, existe una zona verde y de ocio. En el año 2016 se creó también un espacio de ocio para los niños, con la instalación de un parque infantil y una tirolina.

“Desde hace un tiempo, esta zona presenta una falta importante de conservación por parte del Ayuntamiento y acumula graves deficiencias de seguridad, sobre todo para los niños y las personas mayores que deseen disfrutar de esta zona”, afirma la presidenta del Partido Popular de Gondomar.

Para comenzar a detallar los problemas existentes, comienzan por el paseo de madera que hay paralelo al río Miñor, el cual presenta la falta de algunas tablas e incluso el deterioro de algunos soportes que hicieron que el recorrido de este paseo presente varios desniveles. Asimismo, en el muro que separa la urbanización de la zona verde, hay varias losetas de piedra caídas y otras despegadas y a punto de caer, alguna de ellas en la misma zona de juegos de los niños.

En este mismo entorno existe un estanque, que en la actualidad está cubierto por un manto de hierba que oculta la balsa de agua y basura que tras la vegetación se esconde. Hay que subrayar que ya en marzo del año 2015 y en plena precampaña electoral, el que hoy es alcalde Paco Ferreira denunció en los medios de comunicación la existencia de este peligro, acusando al gobierno municipal de inacción. Parece que las razones dadas en aquel momento eran ciertas, ya que en el estanque no se realizó ninguna actuación.

Por todo esto, el Partido Popular de Gondomar solicita del gobierno del Ayuntamiento de Gondomar que se haga una actuación urgente de balizamiento y reparación de las zonas peligrosas.

Después del ruego que el PP hizo en el pleno, el alcalde reconoció el riesgo de estos estragos, e incluso llegó a asegurar que no hace mucho se tuvo que rescatar a un perro que había caído en el estanque y que no era capaz de salir. “¿Y si hubiese sido un niño?”.

Bouzós pide al alcalde que no demore más la seguridad de este espacio de ocio.

Anuncios