Gondomar da por concluida la fase de legalización del mercado de los sábados

FOTO: CONCELLO DE GONDOMAR

El caos administrativo, legal, y tributario, en el que estuvo instalado durante décadas el mercado semanal de la villa de Gondomar, acabó. Puestos no declarados, ausencia de documentación administrativa; tributación caprichosa, intermitente o ausente; situación aleatoria de los puestos, etc, formaban parte del cotidiana.

“Dentro del proceso de reconversión del mercado semanal, que incluía el cambio de los lunes hacia los sábados, uno de los objetivos fundamentales era situar en la legalidad, en la igualdad de oportunidades y en la seguridad jurídica a todos y cada uno de sus vendedores”, recuerda Xosé Antón Araúxo, concejal de Comercio y Turismo.

El mercado que empezó a funcionar en nueva fecha el primer sábado de mayo de 2017 duplicó el número de puestos. En la actualidad hay 59 puestos ocupados, pero lo más importante para el concejal es que absolutamente todos tienen la documentación en regla. “Por tanto damos por finalizado el proceso de legalización, del que estamos francamente satisfechos”.

“También la legalización, seguridad jurídica y la igualdad delante de la ley era nuestro objetivo para la Plaza de Abastos; un grano motor del comercio local, que siempre quisimos potenciar.” Con el proceso de adjudicación que la Concejalía de Comercio puso en marcha y que fue publicado en el BOP el 25 de abril de 2017 habría dado legalidad a todos los actuales placeros y a los nuevos solicitantes.

“Infelizmente el concurso fue “ Processus Interruptus” en el último día, y a día de hoy, la situación legal de los placeros sigue en el limbo de la legalidad. Tal como hicimos con el mercado de los sábados, tenemos la intención de dotar de máxima legalidad a todos los placeros y adjudicar los vacantes dentro de la más estricta legalidad”, concluye Araúxo.